descarga-Quequen-Foto-Fabian-Gastiarena_CLAIMA20150323_0028_27

En el primer semestre de 2017 la operatoria de Puerto Quequén rozó los 3,3 millones de toneladas

Continuando con la buena tendencia de los últimos años, el primer semestre tuvo un interesante movimiento en Puerto Quequén, alcanzándose las 3.228.815 toneladas operadas.

La cebada encabezó las exportaciones, seguida de cerca por la soja y el trigo. China sigue siendo el principal destino. Decayó la importación de fertilizantes.

Considerando lo que había acontecido a mitad de 2016, por entonces se había operado un total de 3.976.569 toneladas, pero en ese sentido vale destacar que el año pasado fue récord total de la estación marítima local, con 7.545.825 toneladas.
Expertos de la actividad agroexportadora centraron en varias causalidades esta merma, aunque dejaron en claro que resulta notoria porque el año anterior fue excepcional, producto de la apertura a las medidas económicas cambiarias, tributarias y de comercio exterior adoptadas por el Gobierno.
A ello se sumaron cosechas con muy buenos rindes: un combo positivo que no siempre se da en la actividad productiva-exportadora.
A la hora de poner el foco en algunas posibles causas se citó que los rindes hayan sido menores; o la decisión de los productores de no vender hasta tanto la cotización del dólar se estabilice y signifique un mejor negocio. En este último caso el productor vende para pagar los insumos que utilizó en su producción anual y aguarda para comercializar el total de su mercadería.
En tanto se descartó que conflictos gremiales hayan alterado la operatoria en el puerto más que en otros años.

La cebada al frente

Si bien no ha culminado la cosecha de soja –restan unos dos meses para levantar el volumen total en los campos de la región-, que como viene ocurriendo la ubicarán entre las mercadería con mayor movilización, en los primeros seis meses del año en curso la cebada encabezó los envíos desde Puerto Quequén, con el 34,42% (1.111.466 toneladas) de las exportaciones, seguido por un 27,52% de soja (888.532 toneladas) y un 24,55% de trigo (792.784 toneladas), éste recuperando terreno.
En el caso del trigo el año pasado se exportaron 1.297.000 toneladas, con un 18,26% del total de los envíos al exterior, que podrían ser superadas en 2017.
Estos tres productos copan el ranking habitual de exportaciones desde esta región, a punto tal que en este primer semestre les siguió el aceite de girasol, pero con 2,99%.
En el caso de la cebada se explicó que existe una paridad en cuanto a las ventas de las especies forrajera y cervecera. En el caso de la primera, encabeza los tres primeros meses del año, y luego toma la equipara luego de cervecera. Por caso en 2016 se exportó de la forrajera 1.085.000 toneladas y de la cervecera 986.000.

Menos importación

Un aspecto saliente de lo que va del 2017 en cuanto a la operatoria en la estación marítima local es que se importó menos volumen de fertilizantes (en estado líquido y sólido).
Comparándolo con el año pasado, al 30 de junio de 2016 se había importado 154.372,217 toneladas, mientras que en igual lapso del corriente año, la cifra fue de 81.446,550 toneladas a granel descargadas.
En materia de mercadería ingresada, se contabilizaron 37.073 toneladas de fueloil, destinados a la Termoeléctrica ubicada en la zona lindante al puerto.

China, el destino principal

Tampoco en este 2017 se han registrado demasiadas variantes en cuanto a los destinos de las exportaciones, liderando con claridad China, privilegiándose el envío de soja. El citado país captó  en el primer semestre el 28,58% de las exportaciones.
Brasil fue el segundo lugar para el que zarparon más barcos con cargas desde Puerto Quequén,  con el 16,97%, pero en este caso dividiéndose entre cebada cervecera (55%) y trigo (45%).
El podio de países receptores se completó con Arabia Saudita, con un 13,44% del total de las exportaciones salidas desde la estación local. En este caso la mercadería mayormente elegida fue la cebada forrajera.

Más días con puerto “abierto”

El factor del tiempo incide en la decisión de cerrar el puerto a la entrada y salida de buques cuando se suceden los temporales, lo que obviamente termina incidiendo en la operatoria.
A la hora de comparar los dos últimos años, lo que va de 2017 ha sido benévolo en ese sentido, ya que la estación marítima local sólo permaneció cerrada por mal tiempo durante 21 días, mientras que en igual periodo de 2016 habían sido 29 las jornadas de inactividad.

Buques

En cuanto a la cantidad de buques que operaron entre enero y junio de este año en el puerto local, sumaron 121, siendo el reciente mes de junio el más movido, con 29 embarcaciones.
En tanto en igual periodo de 2016 la cantidad de buques cargueros que habían operado en Puerto Quequén fueron 137, y el mes de junio fue el más “movido”, con 31 embarcaciones.
En cuanto a los promedios de carga, este primer semestre fue de 26.684 toneladas; en el caso de los buques que llevaron mercadería hacia el exterior de 28.275 toneladas y en las embarcaciones que trajeron a Quequén fertilizantes, de 13.575 toneladas, respectivamente
Ecos Diarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *