mapas-clima-nina-bolsa-ba

Si viene “La Niña”, su impacto más fuerte será en el otoño 2018

Para la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, no es descabellado que se registre este fenómeno que hace siete años no se da. La campaña 2018/19 iniciaría, así, con reservas escasas.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires emitió su perspectiva agroclimática estacional en la que coincidió con lo señalado el martes por la Oficina de Riesgo Agropecuario (ORA) sobre el giro de los pronósticos internacionales, que ahora prevén un escenario “La Niña” , con intensidad “débil”, para la campaña 2017/18.

“Durante el otoño y el invierno 2016, el Océano Pacífico se enfrió considerablemente. La mayoría de los centros de pronóstico coinciden en la posibilidad de que este proceso continúe a lo largo de los próximos meses, dando un escenario ‘Neutral Frío’ que, de continuar el proceso, podría convertirse en una ‘La Niña’, que alcanzaría su pleno desarrollo hacia el otoño de 2018”, señala el reporte elaborado por el climatólogo Eduardo Sierra.

Según Sierra, aún es muy temprano para confirmar esta tendencia y, al respecto, recordó que hace un año se anunció una tendencia similar que luego no se concretó y la última temporada 2016/17 observó precipitaciones casi tan intensas como las del episodio “El Niño” de 2015/16.

“No obstante, debe tenerse en cuenta que el último episodio ‘La Niña’ tuvo lugar en la temporada 2011/2012, por lo que el fenómeno se encuentra sobre su período de retorno promedio, que es de siete años, lo cual incrementa significativamente su probabilidad de que su desarrollo alcance plenitud”, agrega el especialista.

¿Menos lluvias?

Tradicionalmente, “La Niña” en Argentina significa un régimen de lluvias inferior a lo normal, que podría ser una gran noticia para las zonas inundadas de Buenos Aires, La Pampa y sur de Córdoba y Santa Fe, pero un panorama negativo para las áreas del centro-norte de Córdoba y del norte del país que ya muestran déficit hídrico y, en algunos casos, sequía.

“El progresivo enfriamiento del Océano Pacífico apunta a una gradual moderación de las precipitaciones, permitiendo la reducción de los anegamientos que afectan a extensas zonas. No obstante, el notable calentamiento que aún exhibe el Océano Atlántico indica que, al menos la primavera continuará recibiendo precipitaciones significativas”, aclara, de todos modos, Sierra.

Y concluye: “El desarrollo de un episodio intenso de ‘La Niña’, que cause una significativa reducción de las precipitaciones durante los próximos meses, favorecería considerablemente la reducción de los anegamientos que afectan a vastas extensiones, pero, al mismo tiempo, podría limitar el desarrollo de los cultivos en las zonas subhúmedas del sudoeste del área agrícola argentina, y determinaría que el inicio de la campaña 2018/2019 tuviera lugar con reservas hídricas escasas”.

Primavera – verano

Para los próximos meses, el pronóstico indicaría que en el sur del Brasil, la Región Oriental del Paraguay, el este de la Región del Chaco, la Mesopotamia, la mayor parte de la Región Pampeana y el Uruguay habrá precipitaciones inferiores a lo normal, pero el calentamiento que exhibe el Océano Atlántico compensará en parte este efecto negativo, dando un escenario, algo perturbado, pero cercano a la media.

Las áreas afectadas por anegamientos experimentarían precipitaciones locales superiores a las que indica la perspectiva regional.

Por su parte, según es normal en el escenario de “La Niña”, el área agrícola boliviana, el centro y el norte del Brasil, el Chaco Paraguayo, el NOA, el oeste de la Región del Chaco, Cuyo y el extremo occidental de la Región Pampeana experimentarían precipitaciones superiores a lo normal.

“Por un lado, se producirán largos períodos cálidos, con riesgo de tormentas severas con granizo, vientos y aguaceros torrenciales. Por otro lado, tendrán lugar cortos pero muy intensos descensos térmicos, con riesgo de heladas primaverales en gran parte de la Argentina y el Uruguay, aunque sin llegar a Bolivia y el Paraguay. Durante el verano, se acentuarán los rasgos señalados para la primavera”, menciona Sierra en su informe.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Agro Voz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *