campo-inundado

Trigo en problemas: la mitad del área sembrada sufre excesos hídricos

El 51 por ciento de las 5.450.000 hectáreas que se sembraron con trigo en Argentina están afectadas por excesos hídricos, informó este jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, en su Panorama Agrícola Semanal (PAS).

Más allá de las pérdidas de cultivos que esto puede generar, se trata de una situación que pone más incertidumbre aún por los problemas de rendimiento y de calidad que pueden generar de cara a la cosecha, debido a que dificulta el combate contra plagas y enfermedades, y el refuerzo de nutrientes.

En ese sentido, la entidad porteña recordó que esta abundancia de agua “limita el acceso a los lotes para realizar controles sanitarios y aplicaciones de fertilizantes”.

Inundaciones

Esta situación es particularmente preocupante en el centro, oeste y sur de Buenos Aires, la principal provincia triguera del país, donde se registraron precipitaciones de baja intensidad pero que generaron nuevos anegamientos, por la presencia de napas próximas a superficie y suelos saturados.

“En dichos ambientes, los lotes de trigo comenzaron a encañar, mientras que los últimos en ser implantados aún diferencian macollos, con la posibilidad de registrar un aumento en las pérdidas de área”, amplió el PAS.

Otras zonas

En el norte (NOA y NEA), los trigos ya se encuentran en estados avanzados de llenado de grano y mantienen una humedad regular.

En el núcleo productivo del NOA, los rendimientos esperados se ubican por debajo del promedio zonal debido a la falta de humedad que se registró durante etapas críticas de llenado de grano. Los lotes tempranos ya comenzaron a madurar fisiológicamente y se espera que la cosecha comience en las próximas semanas.

En el Centro-Norte de Córdoba, “el estado sanitario se caracteriza por la presencia de roya y mancha amarilla en lotes que transitan etapas de encañazón y espigazón”, agregó el reporte.

Los mejores indicadores son en el Centro-Norte de Santa Fe, con rendimientos esperados alentadores, que podrían promediar entre 27 y 31 quintales por hectáreas, en ambientes que no hayan sufrido excesos hídricos.

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: LA VOZ DEL INTERIOR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *