54369361-grano-de-trigo-en-una-mano-despu-s-de-la-buena-cosecha-del-agricultor-exitoso-en-un-fondo-del-silo-a-Foto-de-archivo

Recomendaciones para un buen almacenamiento de granos

Con el 12% de la superficie de trigo cosechada, se hace necesario pensar qué hacer con los granos recolectados y donde depositarlos.

El almacenaje en silos o celdas es una operación tan tradicional como compleja. Aplicar buenas prácticas de manejo previamente al almacenaje y durante el mismo facilita la tarea de conservar la calidad. El almacenaje de granos no debe considerarse como un proceso en el cual simplemente se guardan granos en un depósito y luego de un tiempo se los extrae para la venta, sin preocuparse de lo que sucede durante ese tiempo.

Parte del esfuerzo y capital invertido desde la siembra, puede perderse en horas por un ineficiente manejo durante la cosecha y postcosecha de cereales y oleaginosas.

En nuestro país normalmente el inicio de cosecha se demora hasta que el grano alcanza 14% de humedad, que es la base de comercialización y el límite de humedad del grano para almacenajes temporarios, ya sea en silos comunes o bien en silobolsas. A menor humedad de cosecha mayor es el tiempo de almacenaje en trigo sin que se dañe el gluten y su calidad industrial para la elaboración de distintos productos panificados.

Es necesario considerar medidas preventivas que se pueden tomar, ya que muchas veces el deterioro de los granos se manifiesta con eventos no tan visibles, como la pérdida de poder germinativo, disminución de peso hectolítrico y de calidad panadera. Cuando el deterioro se hace visible, la merma del valor industrial es mayor y consecuentemente las pérdidas económicas son más significativas.

Las cuatro condiciones indispensables para una buena conservación de granos durante el almacenamiento son S: sanidad, L: limpieza, A: aireación y M: monitoreo (SLAM)

MANEJO PREVIO AL ALMACENAJE

  • Se debe realizar una exhaustiva limpieza de las instalaciones de almacenaje para eliminar todo residuo de grano u polvo dentro del silo.
  • También es importante que en las inmediaciones de los silos no existan potenciales focos de infección.  Es importante reparar roturas en el sistema de transporte de granos (caños de carga y descarga, noria, redlers, etc.)
  • Se deben realizar tratamientos químicos residuales de las instalaciones.
  • Controlar y reparar goteras y filtraciones en silos y celdas, pozos de noria, etc. ya que el agua puede generar un rápido deterioro de la mercadería durante el almacenamiento.

MANEJO DURANTE EL ALMACENAJE

  • La humedad y temperatura del grano son los disparadores de la actividad biológica (hongos, bacterias e insectos), por lo tanto la consigna es almacenar grano seco y frío.
  • Contar con un sistema de aireación en el silo que permita controlar la temperatura de la masa granaria.
  • Para minimizar el ataque de insectos es conveniente mantener la temperatura del grano por debajo de 18°C. A tal efecto se debe monitorear periódicamente la temperatura del granel y realizar aireación de mantenimiento (0,1 m3 /min/t) si la temperatura registrada excede el valor mencionado.

 

 

 

 

 

 

 

Por Diego Mañas Agrofy News

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *