caminos-rurales-lecheros-693x336

Sociedad Rural y Carbap rechazaron impuesto que quiere cobrar Trenque Lauquen

Se trata de una propuesta del intendente del Municipio de fijar un impuesto extra a los productores por el uso de los caminos.

El intendente de Trenque Lauquen, Miguel Fernández, sacó a la luz un artículo de una vieja ordenanza del Municipio que establece un gravamen adicional para las industrias lácteas por la utilización de los caminos. El mismo no venía siendo aplicado pero, a falta de recursos económicos para los caminos rurales por parte de los gobiernos provincial y nacional, el mandatario propuso “reflotarlo”.

Rápidamente las entidades salieron a repudiar la decisión, que tuvo que ser reevaluada.

La Sociedad Rural se quejó de la insuficiente inversión por parte del Municipio del dinero abonado por los productores para el mantenimiento de la red vial y afirmaron en un comunicado que “el gravamen adicional lo deberían pagar las industrias lácteas radicadas en Trenque Lauquen, pero el temor de los productores es que las mismas empresas terminen trasladando este costo adicional a los tamberos, lo que agudizaría la crisis de un sector que está en urgencia”.

Aseveraron que “ése no es el camino para salir de la crisis económica”. Éstos son los “sectores que generan más mano de obra y valor agregado de nuestra localidad”, por lo que agregarles un impuesto implicaría empeorar una “actividad fundamental para nuestro distrito que hoy está inmersa en una las peores crisis (la lechería)”.

Informaron además que “los productores rurales ya pagamos el impuesto a la Red vial, del cual sólo un porcentaje minoritario es destinado al arreglo de los caminos; el resto va a otra cosa”.

Concluyendo pidiendo que “Sepamos cuidarla y valorarla (a la actividad tambera). No inventemos más impuestos. Busquemos consensos y medidas positivas para que crezca y se siga desarrollando nuestra comunidad”.

Por su parte, la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), también manifestó su “rechazo y preocupación” al respecto y sus quejas respecto de la presión fiscal. El productor “ya abona la tasa vial”, que debería utilizarse para el mantenimiento de los caminos, reiteraron.

Su comunicado, firmado por las sociedades rurales del oeste de la provincia de Buenos Aires adheridas a CARBAP, indicó -al igual que el de la Sociedad Rural local- que el canon que se pretende cobrar por litro de leche “se trasladará al productor”.
Dieron a conocer también que “si bien por el momento la tasa fue creada y el Municipio se compromete a no llevarla a la práctica, el riesgo de su implementación futura está”.

La financiación por parte del gobierno nacional del mantenimiento y mejora de los caminos rurales es estratégica para la generación de agregado de valor a nivel local. Las zonas lecheras tienen una necesidad mayor de sacar la producción en caminos en condiciones que permitan llegar a destino en tiempo y forma, con costos razonables. Las obras de los caminos son obras de infraestructura necesarias, cuya ejecución depende del gobierno nacional y de su colaboración con provincias y municipios. Si estos recursos se ven recortados -como se anunció- recientemente, los más perjudicados son los productores, quienes ven reducida su rentabilidad. Esto podría obligarlos a elevar los precios y trasladar de esa manera los aumentos a los consumos básicos de la población.

 

 

 

 

 

El Enfiteuta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *