Maquinaria-agricola

Palermo 2018: optimismo en la maquinaria agrícola, pese a la devaluación y los efectos de la sequía

Referentes del sector de “los fierros” destacan las nuevas tecnologías que se presentan en la muestra y aseguran que el productor “no está desanimado, pero si cauteloso”

El sector de la maquinaria agrícola llega a la rural de Palermo luego de un primer semestre del año con una caída en las ventas, según datos oficiales, por los efectos de la sequía y los problemas de financiamiento tras la suba de las tasas de interés.

La maquinaria agrícola está presente en la muestra en el corazón del Pabellón Amarillo y con más espacio que en ediciones anteriores. “Los fierros” son de todos los tamaños y se destacan las sembradoras, pulverizadoras y los tractores.

Entre las novedades que presentan las empresas se distinguen los rápidos tractores que pueden ser empleados en la actividad forrajera. Los mismos tienen un inversor de marcha sin apretar el embrague, los cuales resultan en la actualidad muy útiles en la carga de mixer para alimentos de los animales y el trabajo en silo. También, hay tres nuevas picadoras de forraje, un equipo que demanda una inversión importante por parte de las empresas fabricantes y que tiene su origen en Europa.

“Si uno va al Farm Progress Show, en Estados Unidos, o a Agritechnica, en Alemania, vamos a encontrar maquinaria no tan diferente a la que hoy podemos encontrar en la rural”, destacó el especialista en maquinaria agrícola, Juan Raggio.

 Pese a un comienzo de año complicado para el sector, hay buenas perspectivas para lo que se viene gracias a las muy buenas proyecciones para la campaña agrícola 2018/2019.

Néstor Cestari, Vicepresidente Segundo de la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola, afirmó que “el sector de la maquinaria agrícola es muy particular porque tiene temporadas. El año pasado hubo inundación, luego sequía, y a la hora de cosechar, comenzó a llover y tuvimos granos germinados colgados de las plantas y a eso le sumamos que se cortaron los créditos para la producción y aumentaron los costos”.

Productor cauteloso

Cestari, también comentó: “Noto un productor interesado y que tiene ganas de comprar y mirar para adelante. No encuentro un productor desanimado, si cauteloso. El productor que quiere aumentar la productividad se mueve y, con la posibilidad de revertir esta situación del crédito y si las condiciones climáticas acompañan, creo que vamos a tener un buen año. Por suerte tenemos cosecha fina, hace dos años no la teníamos, y eso anima al productor”.

Miguel Becchio, representante de la industria metalmecánica, en diálogo con este medio, expresó, “este año aumentamos un 30% el tamaño de nuestro stand en la exposición para exponer pulverizadoras y fertilizadoras. Luego de varios millones de toneladas de pérdidas de granos por la sequía, la suba de las tasas complica las cosas y la empresa trabaja fuerte con bancos subsidiando tasas para posibilitar inversiones. Más allá de todo, somos optimistas y proyectamos una muy buena cosecha de trigo“.

Fuente: Infobae