soja-apertura

La soja aventaja al maíz en la relación insumo-producto

Respecto a julio del año pasado, el costo de los insumos básicos para producir se redujo 16 por ciento para la oleaginosa y 8 por ciento para el cereal. El trigo les gana a los dos.

Mientras terminan de implantar los últimos lotes de trigo, los productores argentinos comienzan a pensar en lo que será la próxima siembra gruesa, con un ojo puesto en la ecuación de costos.

En ese sentido, un informe elaborado por la Bolsa de Cereales de Córdoba muestra que la relación insumo/producto actual es mejor que la del año pasado tanto para soja como para maíz, aunque cayó más en el caso de la oleaginosa.

Combinado con un escenario en el que el trigo tiene la mejor relación de todos los cultivos, la rotación de este cereal con la soja asomaría como la alternativa con mejor poder adquisitivo pensando integralmente en toda la campaña.

Del otro lado, “el mayor costo financiero que posee el maíz, puede resultar un condicionante en los planes de siembra del productor para la campaña 2018/19, en un contexto de elevadas tasas de interés”, resumió la entidad bursátil.

Números

En concreto, el relevamiento realizado por el Departamento de Información Agroeconómica (DIA) de la Bolsa muestra que la relación insumo-producto se redujo 22 por ciento para trigo y 16 por ciento para soja, mientras que en maíz y sorgo la caída fue menor: ocho por ciento.

En los cereales de verano, incluso, hubo un incremento relativo del siete por ciento en los fertilizantes (urea y fosfato), debido a que son derivados del petróleo, un insumo que aumentó más de 50 por ciento a nivel internacional en los últimos doce meses.

“Teniendo en cuenta la relación insumo producto y el poder adquisitivo entre los distintos granos, la rotación trigo-soja puede resultar favorable en el actual contexto”, subrayó la Bolsa en este contexto.

Y completó: “Será necesario monitorear el mercado de crédito y los movimientos del mercado de granos en los próximos meses, dado que el mayor costo financiero que posee el maíz puede resultar un condicionante en los planes de siembra del productor para la campaña 2018/2019”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Agrovoz