Macri_Mesa_de_Competitividad_Lechera_2

El Presidente encabezó una reunión de la Mesa de Competitividad Lechera

El presidente Mauricio Macri encabezó en la Casa de Gobierno una reunión con los integrantes de la Mesa de Competitividad Lechera, que representan a la cadena productiva e industrial del sector.

El Jefe de Estado estuvo acompañado por el ministro de Agroindustria, Luis Etchevehere, y los secretarios de Agricultura, Guillermo Bernaudo, y de Comercio, Miguel Braun.

También asistieron representantes del Ministerio de Trabajo de la Nación; el presidente del Banco Nación, Javier González Fraga; el director ejecutivo de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Leandro Cuccioli, dirigentes de entidades rurales nacionales y funcionarios del área de las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Santiago del Estero.

Financiamiento, precios de referencia e inserción internacional fueron algunos de los ejes sobre los que giró la reunión de la Mesa de Competitividad Lechera encabezada ayer por el presidente Mauricio Macri. “Conversamos sobre las oportunidades de exportación que tiene el sector, que aumentó 25% en el primer semestre de este año con respecto a 2017”, dijo el ministro de Agroindustria, Luis Etchevehere, tras el encuentro.

El funcionario nacional consideró que se debe “trabajar para la previsibilidad del negocio con la construcción de confianza y el acompañamiento de líneas de financiación para ser más competitivos”. Y señaló que “la consolidación del Sistema Integrado de Gestión de la Lechería Argentina (SIGLeA) hoy más que nunca es una de las claves con las que contamos, y les pedimos que nos acompañen para seguir subrayando la institucionalización de los mercados, la transparencia y el pago por calidad de la leche”.

Ayer, el vicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas, Jorge Chemes, se mostró confiado en que se podrá “solucionar” el problema de costos que tienen los tamberos. “La reunión con Macri es la última carta de la lechería”, sostuvo el miércoles al tiempo que manifestó que durante ese encuentro “se definirá si la crisis lechera tiene solución o si, por el contrario, la suerte de los tamberos está echada”.

Lo cierto es que en la reunión de hoy se propusieron mejoras en el sistema de fiscalización existente, de la mano de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), y el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), en un trabajo coordinado con las provincias. También se propuso desarrollar un código de buenas prácticas comerciales, con el apoyo de la Secretaría de Comercio.

Para una mayor transparencia en las actividades de la cadena láctea, se instó a la implementación del remito electrónico, la posibilidad de instrumentar el sistema para descontar facturas como herramienta de financiamiento. Por su parte, el Banco Nación presentó una nueva línea de financiamiento a productores tamberos para inversiones y capital de trabajo asociado por hasta 5 millones de pesos, y con un plazo máximo de siete años.

Con relación al consumo interno, se dispuso generar acciones conjuntas con los Ministerios de Desarrollo Social y Salud. En este sentido, se insistió en priorizar la participación de las industrias sobre los intermediarios y poner foco en la estacionalidad de la actividad para efectuar compras inteligentes. Además, se señaló que serán prioridad los productos lácteos en las negociaciones con mercados como Argelia, Rusia, México, Brasil, Corea, China y países del Sudeste Asiático como Vietnam, Malasia y Filipinas.

Previo a la reunión, Jorge Chemes había dicho: “No estamos reclamando la intervención extrema del Estado, pero si hay libre precio para la góndola, que lo liberen para el productor”. Asimismo, señaló que “vamos a conversar para buscar una solución”. “Es importante saber si estamos como estamos porque no le encuentran la vuelta, o porque hay una deliberada intención”, había añadido.

Escasos días antes, Alberto Gallo Llorente, productor tambero y dirigente en la Sociedad Rural de 9 de Julio, había denunciado que la crisis “es cada vez peor” para los tamberos. En este sentido, advirtió que “en el Gobierno nos dicen que no habrá ningún tipo de intervención en la lechería” con lo cual “si esto lo siguen tomando de esta manera, lo único que vamos a ver es seguir cayendo los tambos uno detrás de otro”.