sra_agrofy_news_3

#tituloHistórico: siete mujeres en la Comisión Directiva de la SRAtitulo# #detalle

Es un hecho inédito que se da por primera vez en 152 años de la Sociedad Rural Argentina. La Comisión, conformada por 53 personas, ahora contará con un 13 % de mujeres.

En las elecciones que se llevaron a cabo la semana pasada en la Sociedad Rural Argentina, donde Daniel Pelegrina resultó electo presidente, también se renovó una mitad de la Comisión Directiva y por primera vez desde la fundación de la entidad, se incorporaron siete mujeres a la mesa chica.

“Es un hecho inédito y fruto de un trabajo de años”, comienza diciendo María Adela Nores Bodereau, una de las directoras de la SRA. “Hemos sido dos mujeres durante mucho tiempo en una comisión directiva de 53 hombres. Es difícil hacerse notar pero es importante que te escuchen y evidentemente nos han escuchado por eso hoy somos siete”, continúa diciendo con mucha alegría.

Además de Adela, fueron elegidas María Mercedes Lalor, Ana Borras de Ortiz, Nora Fraschini, Adela Bancalari, María Lourdes Arias Figueroa y Inés Bosisio. “Son grandes mujeres rurales que muchas veces quedan invisibilizadas. La mayoría comienzan siendo delegadas de la zona, que es la que se encarga de comunicar las cosas a Rural y viceversa”, cuenta la directora.

Actualmente, el 30 % de las socias de SRA son mujeres, lo que es un dato muy significativo en cuanto al esquema de representatividad en los diferentes distritos. “SRA tiene un cuerpo de delegados zonales, que son 350, de los cuales el 25 % son mujeres. Es decir que la mujer en su zona trabaja bien y es lógico que eso se vea reflejado en la comisión directiva”.

Mejores condiciones para la mujer rural

Adela trabaja hace muchos años promoviendo mejores condiciones de vida para la mujer rural y cuenta que no fue fácil poder romper con años de tradición masculina: “La SRA es una institución muy antigua, tiene 152 años, y siempre fue una institución muy masculina porque el campo también lo es. Hay zonas donde el predominio de la fuerza y la organización masculina ha sido necesaria para desarrollarla”

La directora cuenta que la situación en el campo cambió y ahora son las mujeres las que son propietarias y administradoras: “Desde que los campos comenzaron a dividirse entre los hijos por la herencia, los campos disminuyeron de tamaño, entonces el gran cuerpo de los propietarios que tenía SRA en el siglo pasado, que eran grandes latifundistas, ahora se transformaron en casi todas pymes. Hay excepciones de campos muy grandes. En general los campos más chicos tienen mucha presencia femenina y no solo en la propiedad sino también ahora en el trabajo”.

Adela, junto a otros miembros de la SRA, trabaja en proyectos de investigación que elaboran documentos para el G20, donde la mujer rural ha tomado una relevancia muy importante. “Uno de los temas de este año de las propuestas del G20 es la mujer rural, sus condiciones de vida, cómo mejorarlas, porque en el campo se necesita que se afinque”.

Elecciones en SRA

Adela cuenta que históricamente la SRA siempre fue criticada por la falta de democracia “porque es un grupo pequeño quien elige la sucesión, la conducción. Es un grupo de notables que dirige a la asociación para que permanezca en sus roles como fue históricamente, sin tener en cuenta su evolución”.

Hace tiempo esto cambió: “Por esto hemos trabajado mucho las mujeres, para que tengamos más representatividad en la conducción y para que haya más mujeres en la comisión directiva”.

Cuando se realizaron las elecciones la semana pasada, Adela se contactó con representantes de ambas listas y les pidió que estuvieran atentos a la conformación de los socios ya que “si quieren llegar a un gobierno más ´natural´ de la institución tienen que incorporar mujeres, porque las mujeres complementan mucho la visión, llevan adelante programas muy concretos y les dan a la institución un soplo de energía”.

Las siete mujeres que resultaron elegidas “casi todas son dueñas y administradoras de campo, son activas dentro de sus propias producciones. No son ´mujeres de´, como se acostumbra ver en la política. Nosotras somos mujeres con nuestros negocios. La mujer es tan capaz como el hombre para llevar adelante empresas grandes y no hace falta acomodarla para gobernar o cubrir cupos”, concluye Adela.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Por Sofía Espejo Agrofy Agency

detalle# #imagenhttp://informeagropecuario.com.ar/wp-content/uploads/2018/10/sra_agrofy_news_3.jpgimagen#

Histórico: siete mujeres en la Comisión Directiva de la SRA

Es un hecho inédito que se da por primera vez en 152 años de la Sociedad Rural Argentina. La Comisión, conformada por 53 personas, ahora contará con un 13 % de mujeres.

En las elecciones que se llevaron a cabo la semana pasada en la Sociedad Rural Argentina, donde Daniel Pelegrina resultó electo presidente, también se renovó una mitad de la Comisión Directiva y por primera vez desde la fundación de la entidad, se incorporaron siete mujeres a la mesa chica.

“Es un hecho inédito y fruto de un trabajo de años”, comienza diciendo María Adela Nores Bodereau, una de las directoras de la SRA. “Hemos sido dos mujeres durante mucho tiempo en una comisión directiva de 53 hombres. Es difícil hacerse notar pero es importante que te escuchen y evidentemente nos han escuchado por eso hoy somos siete”, continúa diciendo con mucha alegría.

Además de Adela, fueron elegidas María Mercedes Lalor, Ana Borras de Ortiz, Nora Fraschini, Adela Bancalari, María Lourdes Arias Figueroa y Inés Bosisio. “Son grandes mujeres rurales que muchas veces quedan invisibilizadas. La mayoría comienzan siendo delegadas de la zona, que es la que se encarga de comunicar las cosas a Rural y viceversa”, cuenta la directora.

Actualmente, el 30 % de las socias de SRA son mujeres, lo que es un dato muy significativo en cuanto al esquema de representatividad en los diferentes distritos. “SRA tiene un cuerpo de delegados zonales, que son 350, de los cuales el 25 % son mujeres. Es decir que la mujer en su zona trabaja bien y es lógico que eso se vea reflejado en la comisión directiva”.

Mejores condiciones para la mujer rural

Adela trabaja hace muchos años promoviendo mejores condiciones de vida para la mujer rural y cuenta que no fue fácil poder romper con años de tradición masculina: “La SRA es una institución muy antigua, tiene 152 años, y siempre fue una institución muy masculina porque el campo también lo es. Hay zonas donde el predominio de la fuerza y la organización masculina ha sido necesaria para desarrollarla”

La directora cuenta que la situación en el campo cambió y ahora son las mujeres las que son propietarias y administradoras: “Desde que los campos comenzaron a dividirse entre los hijos por la herencia, los campos disminuyeron de tamaño, entonces el gran cuerpo de los propietarios que tenía SRA en el siglo pasado, que eran grandes latifundistas, ahora se transformaron en casi todas pymes. Hay excepciones de campos muy grandes. En general los campos más chicos tienen mucha presencia femenina y no solo en la propiedad sino también ahora en el trabajo”.

Adela, junto a otros miembros de la SRA, trabaja en proyectos de investigación que elaboran documentos para el G20, donde la mujer rural ha tomado una relevancia muy importante. “Uno de los temas de este año de las propuestas del G20 es la mujer rural, sus condiciones de vida, cómo mejorarlas, porque en el campo se necesita que se afinque”.

Elecciones en SRA

Adela cuenta que históricamente la SRA siempre fue criticada por la falta de democracia “porque es un grupo pequeño quien elige la sucesión, la conducción. Es un grupo de notables que dirige a la asociación para que permanezca en sus roles como fue históricamente, sin tener en cuenta su evolución”.

Hace tiempo esto cambió: “Por esto hemos trabajado mucho las mujeres, para que tengamos más representatividad en la conducción y para que haya más mujeres en la comisión directiva”.

Cuando se realizaron las elecciones la semana pasada, Adela se contactó con representantes de ambas listas y les pidió que estuvieran atentos a la conformación de los socios ya que “si quieren llegar a un gobierno más ´natural´ de la institución tienen que incorporar mujeres, porque las mujeres complementan mucho la visión, llevan adelante programas muy concretos y les dan a la institución un soplo de energía”.

Las siete mujeres que resultaron elegidas “casi todas son dueñas y administradoras de campo, son activas dentro de sus propias producciones. No son ´mujeres de´, como se acostumbra ver en la política. Nosotras somos mujeres con nuestros negocios. La mujer es tan capaz como el hombre para llevar adelante empresas grandes y no hace falta acomodarla para gobernar o cubrir cupos”, concluye Adela.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Por Sofía Espejo Agrofy Agency