317250

#tituloYPF baja hasta 1,5% sus naftas y aumenta 3,2% el gasoiltitulo# #detalle

Los nuevos precios rigen desde este lunes. Pesó el descenso en los valores del crudo y también el tipo de cambio, mientras que subieron los impuestos internos.

La petrolera estatal YPF comunicó anoche su decisión de bajar hasta un 1,5% sus naftas yaumentar un 3,2% el gasoil, de acuerdo con los movimientos en los valores del petróleo crudo, el tipo de cambio, los biocombustibles y los impuestos internos registrados en los últimos 30 dias.

En concreto, YPF bajó desde esta medianoche un 1% la nafta súper y un 1,5% la nafta Infinia(premium), mientras que subirá un 3% el gasoil.

Así, en la Ciudad de Buenos Aires, la nafta súper pasará de $ 37,59 a $ 37,21 por litro (-1%); la premium -Infinia-, de $ 44,01 a $ 43,35 (-1,5%); el gasoil común -Diesel 500- de $ 33,76 a $ 34,84 (+3,2%); y el gasoil premium de $ 39,67 a $ 40,86 (+3%), según informó la petrolera.

En Rosario  la nafta súper pasó de 40,97 a 40,56 pesos el litro y la Infinia pasó de 46 a 45,72 pesos. En cuanto al gasoil, pasó a costar 36,68 pesos.

En el sector se esperaba que las otras refinadoras, Shell y Axion, imitaran los movimientos de YPF, para no quedar desfasados en sus precios.

La razón principal y casi excluyente de la retracción en las naftas es la caída de los valores del petróleo crudo en el mundo. El Brent, que se negocia a futuro en Londres y es la referencia para Argentina, cerró noviembre a u$s 59,19 por barril, después de tocar los u$s 87 a principios de octubre. Así, descendió más de un 30% en los últimos 55 días.

Los motivos locales, en cambio, conspiraron para que la baja en naftas pudiera ser mayor, e impulsaron la suba en el diesel. Es que el tipo de cambio, después de mantenerse durante unas semanas en el piso de la banda de no intervención del Banco Central (BCRA), cerró la semana pasada a $ 38,60; los biocombustibles aumentaron a mediados de noviembre (y deberán actualizarse también en diciembre); mientras el Impuesto a la Transferencia de Combustibles (ITC) se incrementó un 14,1% este sábado, por el traslado de la inflación del tercer trimestre de 2018. Eso llevó a que el Estado nacional se quedara con $ 0,97 más por litro en las naftas y $ 0,70 en el gasoil.

De acuerdo con las refinadoras, el gasoil es en buena parte importado, y la devaluación de este año generó una brecha entre el precio al público y la paridad de importación que recién se estaría cerrando ahora, de no haber nuevos y bruscos saltos en el tipo de cambio a lo largo de este mes.

Hay molestia en las refinadoras (un grupo que lideran YPF, Axion y Shell, que concentran el 90% del mercado de ventas de combustibles) por las multimillonarias pérdidas que generó la devaluación y el no haber podido trasladar a los surtidores el total de sus costos.

Según calculó un ejecutivo de la industria, las pérdidas alcanzarían los u$s 1500 millones. Sin embargo, YPF, cuyos balances son públicos por cotizar en Bolsa, venía teniendo ganancias en el segmento Downstream en el primer semestre y una pérdida de $ 908 millones en el tercer trimestre, lo que redujo sus ganancias acumuladas.

 

 

 

 

 

El Cronista

 

detalle# #imagenhttp://informeagropecuario.com.ar/wp-content/uploads/2018/12/317250.jpgimagen#

YPF baja hasta 1,5% sus naftas y aumenta 3,2% el gasoil

Los nuevos precios rigen desde este lunes. Pesó el descenso en los valores del crudo y también el tipo de cambio, mientras que subieron los impuestos internos.

La petrolera estatal YPF comunicó anoche su decisión de bajar hasta un 1,5% sus naftas yaumentar un 3,2% el gasoil, de acuerdo con los movimientos en los valores del petróleo crudo, el tipo de cambio, los biocombustibles y los impuestos internos registrados en los últimos 30 dias.

En concreto, YPF bajó desde esta medianoche un 1% la nafta súper y un 1,5% la nafta Infinia(premium), mientras que subirá un 3% el gasoil.

Así, en la Ciudad de Buenos Aires, la nafta súper pasará de $ 37,59 a $ 37,21 por litro (-1%); la premium -Infinia-, de $ 44,01 a $ 43,35 (-1,5%); el gasoil común -Diesel 500- de $ 33,76 a $ 34,84 (+3,2%); y el gasoil premium de $ 39,67 a $ 40,86 (+3%), según informó la petrolera.

En Rosario  la nafta súper pasó de 40,97 a 40,56 pesos el litro y la Infinia pasó de 46 a 45,72 pesos. En cuanto al gasoil, pasó a costar 36,68 pesos.

En el sector se esperaba que las otras refinadoras, Shell y Axion, imitaran los movimientos de YPF, para no quedar desfasados en sus precios.

La razón principal y casi excluyente de la retracción en las naftas es la caída de los valores del petróleo crudo en el mundo. El Brent, que se negocia a futuro en Londres y es la referencia para Argentina, cerró noviembre a u$s 59,19 por barril, después de tocar los u$s 87 a principios de octubre. Así, descendió más de un 30% en los últimos 55 días.

Los motivos locales, en cambio, conspiraron para que la baja en naftas pudiera ser mayor, e impulsaron la suba en el diesel. Es que el tipo de cambio, después de mantenerse durante unas semanas en el piso de la banda de no intervención del Banco Central (BCRA), cerró la semana pasada a $ 38,60; los biocombustibles aumentaron a mediados de noviembre (y deberán actualizarse también en diciembre); mientras el Impuesto a la Transferencia de Combustibles (ITC) se incrementó un 14,1% este sábado, por el traslado de la inflación del tercer trimestre de 2018. Eso llevó a que el Estado nacional se quedara con $ 0,97 más por litro en las naftas y $ 0,70 en el gasoil.

De acuerdo con las refinadoras, el gasoil es en buena parte importado, y la devaluación de este año generó una brecha entre el precio al público y la paridad de importación que recién se estaría cerrando ahora, de no haber nuevos y bruscos saltos en el tipo de cambio a lo largo de este mes.

Hay molestia en las refinadoras (un grupo que lideran YPF, Axion y Shell, que concentran el 90% del mercado de ventas de combustibles) por las multimillonarias pérdidas que generó la devaluación y el no haber podido trasladar a los surtidores el total de sus costos.

Según calculó un ejecutivo de la industria, las pérdidas alcanzarían los u$s 1500 millones. Sin embargo, YPF, cuyos balances son públicos por cotizar en Bolsa, venía teniendo ganancias en el segmento Downstream en el primer semestre y una pérdida de $ 908 millones en el tercer trimestre, lo que redujo sus ganancias acumuladas.

 

 

 

 

 

El Cronista