La región núcleo espera una campaña histórica para el maíz

Se espera una producción récord de 12 millones de toneladas en la región, con rindes promedio de 111 qq/ha. En el este de Córdoba, donde el cultivo está más adelantado, se esperan promedios de 120 quintales.

Con un 1,13 M ha implantadas la campaña maicera y un buen nivel de precipitaciones a lo largo de su desarrollo, la región núcleo argentina espera encontrar un nuevo récord de producción en la campaña 2018/19. Es así que, según datos proporcionados por la Bolsa de Comercio de Rosario, el maíz pasó los últimos 3 meses con records de precipitaciones mensuales, factor que le asentó bien al cultivo y que sólo hizo perder 50 mil hectáreas.

En este momento, un 60% del maíz de temprano —que este año ocupa el 96% de total de área del cereal—se encuentra en excelente a muy buen estado, el resto, bueno. La mitad de los maíces tempranos están en grano lechoso y la otra mitad en grano pastoso. Pero es el este de Córdoba, dónde los maíces están más adelantados. Allí ya comenzaron la madurez fisiológica. También es dónde se esperan los mayores rindes.

El este cordobés alcanzaría un promedio de 120 quintales. Es sin dudas una marca histórica, pero aún lo es más lo que muestra el cultivo para toda la región núcleo, por primera vez se alcanzaría la marca de 111 qq/ha.

¿Puede haber sorpresas negativas en el maíz?
El maíz temprano tuvo condiciones óptimas para desarrollar su máximo potencial, pero puede haber algunos inconvenientes. Una limitante puede estar en la fertilidad. El lavado de nutrientes por las excesivas lluvias le puede poner un techo al potencial de rinde. Pero lo que más se teme es a las condiciones de cosecha. Las napas están muy al límite en gran parte de la región y son la mayor amenaza para el cultivo.

La soja de 1ra reaccionó muy bien al buen tiempo
Un 55% de los lotes de soja de primera se los considera en muy buenas condiciones. Casi una semana sin lluvias, con sol y viento, colaboraron en bajar la presencia de agua en lotes encharcados, bajar el nivel de las napas y recuperar el estado de la soja. Pero aún queda un 10% en condiciones regulares a malas, afectadas por los excesos. La mayor parte de los lotes están iniciando el llenado de granos. Las enfermedades de fin de ciclo y la presencia de chinches comienzan a ser focos de preocupación. Muchos ya han comenzado los tratamientos para su control.

 

 

 

 

 

 

 

 

Todoagro