produccion_de_soja_en_paraguay_fyo

#tituloPor la suba de los granos, Argentina podrá exportar USD 8.000 millones extratitulo# #detalle

Por la suba de los granos, Argentina podrá exportar USD 8.000 millones extra La soja salta 3,8%, a USD 435,27 por tonelada, y acumula una mejora de 36% en el año, mientras que la harina de soja se encareció casi 60% en Chicago   Los productos del agro continúan mostrando firmes mejoras en el mercado exterior y la soja, principal bien exportable de la Argentina, aumenta este miércoles un 3,8%, hasta los USD 435,27 por tonelada para las posiciones con entrega en julio, las más negociadas en el mercado de Chicago.

Con esta ganancia la soja acumula un aumento de 36% en el transcurso de 2016y registra su mejor precio en 22 meses, desde los USD 449,94 del 14 de agosto de 2014.

Esta recuperación de precios es mayor cuando se observa la evolución de la harina de soja, cuyo volumen de exportación supera al grano sin procesar. La tonelada de este derivado industrial trepa 3,3%, hasta los USD 464,45 y acumula un aumento de59,4 por ciento.

Argentina es el principal exportador mundial de harinas y aceites de soja, y tercer vendedor global de granos de soja sin procesar. También es el tercer proveedor global de maíz y octavo de trigo. Con esta tendencia de precios, estas producciones aportarían un incremento de exportaciones de USD 8.300 millones en 2016 en un cálculo conservador.

La excepcional carrera alcista de los granos tiene un costado negativo para el país, pues uno de los fundamentos de esta ganancia es la pérdida de cosecha local por las lluvias de abril y mayo.

“Si hace tres semanas atrás hubiésemos propuesto para los granos los valores que hoy se están dando, nos hubieran tildado de locos. Las condiciones cambiaron dramáticamente de la mano de los excesos de lluvia en nuestro país, que llevaron a los operadores del convencimiento de que Argentina terminaba el año con una gran cosecha de soja, a una perspectiva muy dudosa, donde se habla de mermas de 3 a 5 millones de toneladas”, indicó Dante Romano, de Austral Agroperspectivas.

Para dar dimensión de esta mejora de precios en el perfil exportador argentino, en 2015 la harina y los pellets de soja acapararon el 17% de las exportaciones argentinas, es decir unos USD 10.036,7 millones sobre un total de USD 56.788 millones por todo concepto.

El actual incremento del valor de la harina de soja podría representar una mejora superior a USD 5.000 millones solo con que se mantengan en 2016 los volúmenes vendidos el año pasado.

Las exportaciones de poroto de soja alcanzaron en 2015 los USD 4.419,8 millones, un 7,8% del total exportado por la Argentina. Con cantidades similares y el ascenso de las cotizaciones podrían ingresar por este rubro exportador unos USD 1.500 millones extra este año.

“Adicionalmente, la fuerte suba del aceite de soja, hizo que su precio relativo a la harina de soja subiera mucho, y algunos operadores comenzaron a ‘comprar’ el diferencial, esto es comprar harina de soja, vendiendo aceite. Como los aceites siguen firmes internacionalmente, los valores de la harina se recuperaron, y los de los aceites quedaron más o menos donde estaban. Ello terminó haciendo que el poroto de soja recibiera un impulso adicional”, explicó Dante Romano.

La tonelada de aceite de soja aumenta un 6% en 2016, desde los USD 673,63 del 31 de diciembre pasado a los actuales 713,94 dólares. En 2015 las ventas externas de este derivado industrial significaron USD 3.959,4 millones (7% de las exportaciones argentinas) y con volúmenes idénticos a los del año pasado, elaporte extra para 2016 sería de poco más de 200 millones de dólares.

Las exportaciones argentinas podrían crecer 14% este año sólo por los mejores precios del agro Este motor de exportaciones tiene repercusión en el mercado cambiario local, por un repunte del ingreso de divisas, y en una mayor recaudación fiscal, debido a que la soja y los derivados todavía están gravados con un 30% de retenciones.

“A pesar de la reciente baja de tasas de LEBAC, nuestra impresión es que ladinámica de apreciación cambiaria (del peso frente al dólar) no se modificará en el corto plazo debido a la elevada liquidación estacional de divisas del agro, potenciada por la mejora del clima; el alto precio de la soja mayor a los USD 400 la tonelada, el ingreso de dólares financieros con nueva deuda provincial y la política de tasas de interés del BCRA que estimula el carry trade unhedge (sin cobertura)”, indicó Hernán Hirsch, de FyEConsult.

Además hay que considerar que otros complejos cerealeros como trigo y maíz, entre otros, representan casi 10% de las exportaciones nacionales. El maíz trepa 21% en 2016, a USD 170,94 por tonelada. En 2015 su participación en el total de las exportaciones fue de 5,7% (USD 3.236,9 millones), que de replicar el ascenso de cotizaciones de este año podría aportar unos USD 600 millones más.

En cuanto al trigo, sus exportaciones se concentran en enero, por cuanto no llega a capturar la ganancia de 9,9% en los precios de 2016, a USD 189,74 por tonelada. Sin embargo, la eliminación de derechos de exportación dispuesta por el gobierno de Mauricio Macri para este cultivo duplicaron las ventas de 2016, así que la mejora de ingresos provino por el lado de las cantidades comercializadas. En 2015 el trigo aportó el 2,3% del total de las exportaciones (USD 1.306,1 millones), así que este año el cereal podría generar ventas adicionales por unos 1.000 millones de dólares.

 

Por Juan Gasalla

detalle# #imagenhttp://informeagropecuario.com.ar/wp-content/uploads/2016/06/produccion_de_soja_en_paraguay_fyo.jpgimagen#

Por la suba de los granos, Argentina podrá exportar USD 8.000 millones extra

Por la suba de los granos, Argentina podrá exportar USD 8.000 millones extra La soja salta 3,8%, a USD 435,27 por tonelada, y acumula una mejora de 36% en el año, mientras que la harina de soja se encareció casi 60% en Chicago   Los productos del agro continúan mostrando firmes mejoras en el mercado exterior y la soja, principal bien exportable de la Argentina, aumenta este miércoles un 3,8%, hasta los USD 435,27 por tonelada para las posiciones con entrega en julio, las más negociadas en el mercado de Chicago.

Con esta ganancia la soja acumula un aumento de 36% en el transcurso de 2016y registra su mejor precio en 22 meses, desde los USD 449,94 del 14 de agosto de 2014.

Esta recuperación de precios es mayor cuando se observa la evolución de la harina de soja, cuyo volumen de exportación supera al grano sin procesar. La tonelada de este derivado industrial trepa 3,3%, hasta los USD 464,45 y acumula un aumento de59,4 por ciento.

Argentina es el principal exportador mundial de harinas y aceites de soja, y tercer vendedor global de granos de soja sin procesar. También es el tercer proveedor global de maíz y octavo de trigo. Con esta tendencia de precios, estas producciones aportarían un incremento de exportaciones de USD 8.300 millones en 2016 en un cálculo conservador.

La excepcional carrera alcista de los granos tiene un costado negativo para el país, pues uno de los fundamentos de esta ganancia es la pérdida de cosecha local por las lluvias de abril y mayo.

“Si hace tres semanas atrás hubiésemos propuesto para los granos los valores que hoy se están dando, nos hubieran tildado de locos. Las condiciones cambiaron dramáticamente de la mano de los excesos de lluvia en nuestro país, que llevaron a los operadores del convencimiento de que Argentina terminaba el año con una gran cosecha de soja, a una perspectiva muy dudosa, donde se habla de mermas de 3 a 5 millones de toneladas”, indicó Dante Romano, de Austral Agroperspectivas.

Para dar dimensión de esta mejora de precios en el perfil exportador argentino, en 2015 la harina y los pellets de soja acapararon el 17% de las exportaciones argentinas, es decir unos USD 10.036,7 millones sobre un total de USD 56.788 millones por todo concepto.

El actual incremento del valor de la harina de soja podría representar una mejora superior a USD 5.000 millones solo con que se mantengan en 2016 los volúmenes vendidos el año pasado.

Las exportaciones de poroto de soja alcanzaron en 2015 los USD 4.419,8 millones, un 7,8% del total exportado por la Argentina. Con cantidades similares y el ascenso de las cotizaciones podrían ingresar por este rubro exportador unos USD 1.500 millones extra este año.

“Adicionalmente, la fuerte suba del aceite de soja, hizo que su precio relativo a la harina de soja subiera mucho, y algunos operadores comenzaron a ‘comprar’ el diferencial, esto es comprar harina de soja, vendiendo aceite. Como los aceites siguen firmes internacionalmente, los valores de la harina se recuperaron, y los de los aceites quedaron más o menos donde estaban. Ello terminó haciendo que el poroto de soja recibiera un impulso adicional”, explicó Dante Romano.

La tonelada de aceite de soja aumenta un 6% en 2016, desde los USD 673,63 del 31 de diciembre pasado a los actuales 713,94 dólares. En 2015 las ventas externas de este derivado industrial significaron USD 3.959,4 millones (7% de las exportaciones argentinas) y con volúmenes idénticos a los del año pasado, elaporte extra para 2016 sería de poco más de 200 millones de dólares.

Las exportaciones argentinas podrían crecer 14% este año sólo por los mejores precios del agro Este motor de exportaciones tiene repercusión en el mercado cambiario local, por un repunte del ingreso de divisas, y en una mayor recaudación fiscal, debido a que la soja y los derivados todavía están gravados con un 30% de retenciones.

“A pesar de la reciente baja de tasas de LEBAC, nuestra impresión es que ladinámica de apreciación cambiaria (del peso frente al dólar) no se modificará en el corto plazo debido a la elevada liquidación estacional de divisas del agro, potenciada por la mejora del clima; el alto precio de la soja mayor a los USD 400 la tonelada, el ingreso de dólares financieros con nueva deuda provincial y la política de tasas de interés del BCRA que estimula el carry trade unhedge (sin cobertura)”, indicó Hernán Hirsch, de FyEConsult.

Además hay que considerar que otros complejos cerealeros como trigo y maíz, entre otros, representan casi 10% de las exportaciones nacionales. El maíz trepa 21% en 2016, a USD 170,94 por tonelada. En 2015 su participación en el total de las exportaciones fue de 5,7% (USD 3.236,9 millones), que de replicar el ascenso de cotizaciones de este año podría aportar unos USD 600 millones más.

En cuanto al trigo, sus exportaciones se concentran en enero, por cuanto no llega a capturar la ganancia de 9,9% en los precios de 2016, a USD 189,74 por tonelada. Sin embargo, la eliminación de derechos de exportación dispuesta por el gobierno de Mauricio Macri para este cultivo duplicaron las ventas de 2016, así que la mejora de ingresos provino por el lado de las cantidades comercializadas. En 2015 el trigo aportó el 2,3% del total de las exportaciones (USD 1.306,1 millones), así que este año el cereal podría generar ventas adicionales por unos 1.000 millones de dólares.

 

Por Juan Gasalla