Trigo: Australia recorta la exportación en un 18% y abre oportunidades para Argentina

Destacan que la caída del cuarto mayor exportador de trigo del mundo continuaría abriendo mercados para la Argentina.El trigo australiano vuelve a ser uno de los centros de atención de cara a la campaña 2019/20 ya que se enfrenta a otro ciclo de importante sequía.

Australia, el cuarto exportador global de trigo, recortó un 18% sus proyecciones de exportación de trigo para el ciclo 2019/20 producto de una intensa sequía. Esto se produce luego de un recorte superior al 11% la producción del cereal en Australia debido a la falta de lluvias por tercer campaña consecutiva.

La Oficina Australiana de Ciencias y Economía Agrícola y de Recursos (ABARES, por sus siglas en inglés) estimó que las exportaciones de trigo totalizarían 11.7 millones de toneladas en el año de cosecha que comienza en julio, cifra inferior a su estimación anterior en marzo de 14.2 millones de toneladas.

Reuters consignó que las menores exportaciones australianas respaldarán los precios de referencia mundiales, que se han recuperado casi un 30% en las últimas seis semanas en medio de las preocupaciones sobre los suministros mundiales más ajustados.

En Argentina, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) destacó que con un ritmo de comercialización de trigo nuevo similar al del ciclo pasado, la exportación aumenta la proporción de compras sin precio firme de cara a una campaña proyectada en 22 millones de toneladas con crecientes oportunidades de exportación para Argentina.

“Si bien la concreción de esta cobertura de siembra está sujeta a la distribución que tengan las lluvias en las próximas semanas, podría ser la primera vez en 18 años que el cereal supere la marca de 7 millones de hectáreas“, destacó la BCR.

La disminución de las exportaciones de trigo también es probable que afecte la economía de Australia. Reuters detalló que el trigo es la exportación rural más lucrativa del país desde un sector agrícola con un valor aproximado de US$ 34,3 mil millones.

Los procesadores australianos de trigo se han visto obligados a realizar importanciones desde destinos poco habituales. El Departamento de Agricultura de Australia dijo la semana pasada que había llegado el primer envío del producto al país en más de una década, y ABARES dijo que era probable que hubiera más importaciones.

“Se espera que se emitan más permisos para (importaciones de) trigo y otros granos”, dijo ABARES.

La BCR explicó que en Australia se proyecta una cosecha de 21,2 millones de toneladas, un 14% por debajo del promedio de las últimas 10 campañas que podría reducirse aún más si no se concretan las lluvias en el mes de septiembre.

 

“Los productores de los estados del este australiano siembran en condiciones extremadamente secas con la esperanza puesta en las tan necesarias lluvias de septiembre”, comentaron. Según la información de la oficina de meteorología del país, gran parte de la costa este de Australia ha registrado menos del 40% de los niveles típicos de lluvia en los últimos seis meses.

Los principales mercados para el trigo australiano son Indonesia, India, Filipinas, China y Vietnam; también Japón y Corea del Sur se encuentran entre sus compradores tradicionales. Centrando la atención sobre Indonesia, que es el segundo mayor importador de trigo del mundo detrás de Egipto, vemos cómo los despachos australianos han mermado considerablemente en los últimos ciclos.

Ver también: Egipto manifestó su interés por comprar trigo desde Argentina

“Ante la retirada de Australia de los mercados asiáticos, éstos comenzaron a diversificar su abastecimiento de trigo, siendo la región del Mar Negro la principal originadora de sus compras, aunque Argentina también pudo aprovechar la apertura de estos mercados”, destacaron desde la BCR.

trigo australia recorta exportacion 18 y abre oportunidades argentina

OTRAS PRODUCCIONES

ABARES también redujo su estimación para la producción de lana 2019/20 en casi un 9% a 352,000 toneladas, por debajo de las perspectivas de marzo de 385,000 toneladas. Australia proporciona el 90% de la lana fina exportada mundial utilizada en la confección de prendas de vestir, pero la sequía ha dejado a los agricultores sin suficiente comida o agua para mantener vivo al ganado.

En tanto, ABARES redujo su pronóstico para la producción de leche en la temporada 2019/20 en un 2,5% a 8,6 mil millones de litros, por debajo de su pronóstico de marzo de 8,82 mil millones de litros. Reuters señaló que la caída esperada pone más presión en los procesadores de leche más grandes del país, Saputo Inc, Fonterra y Bega Cheese Ltd, que han visto los beneficios reducidos por la intensa competencia local por los suministros de leche.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Agrofy News