Se acentúa el frío en gran parte del país y no se descartan lloviznas

La semana mantendrá la inestabilidad durante las dos primeras jornadas, mientras que una masa de aire frío será protagonista en la los últimos días de junio.

La semana comienza con el avance de un frente que anticipa su actividad con un aumento de la inestabilidad sobre la provincia de Buenos Aires. La persistencia del ambiente húmedo ha favorecido el desarrollo de nieblas y neblinas sobre el este de Buenos Aires centro sur de Entre Ríos, centro sur de Santa Fe y zonas del este de Córdoba.

También se observan vastas zonas con coberturas de nubes bajas, con algunos salteos en el sur de la región pampeana. Las condiciones del tiempo son más estables en el extremo norte del país, donde prevalecen los cielos despejados y el ambiente templado, incluso cálido para la época en el centro norte de la Mesopotamia.

Se observa el avance del frente sobre la Patagonia, con nubes que no logran un desarrollo vertical de importancia. Las mismas se extienden sobre la cordillera de la región cuyana. Las coberturas nubosas avanzan sobre la provincia de Buenos Aires y comienzan a afectar la zona central.

Se espera el comienzo de semana sea acompañado por algunas precipitaciones menores, las cuales podrían ganar milimetrajes en la costa y el este de Buenos Aires, perdiendo volumen hacia el interior.

En otras zonas de la región pampeana, las lluvias serían menores o en forma de llovizna, con un proceso progresivo de mejora generalizado durante la jornada de mañana. Desde el amanecer del martes comenzará a notarse el posicionamiento de aire más frío, el cual terminará afianzándose durante el resto de la semana, avanzando sobre la franja central y dejando condiciones ambientales que comienzan a asociarse con lo esperado para la época.

El frío lentamente progresará hasta el norte del país. Las heladas serán importantes en el sur de la región pampeana y posiblemente se observen en vastos sectores de la franja central.