La cría y recría son puntos fuertes en el manual de buenas prácticas en tambos

El Senasa fue sede de un nuevo espacio de discusión de la conformación de este manual. En esta oportunidad se trató de delinear normas técnico profesionales para aplicar en los establecimientos.

En el avance sobre la conformación de un manual de buenas prácticas en tambos, se trató la cría y recría. En este sentido organismo públicos participaron del foro para consensuar el desarrollo del manual de uso común.

Estos dos ejes fueron abordados por el Senasa, Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), el Ministerio de Producción de Santa Fe, actividad privada de lechería y empresas ambientales. En el próximo encuentro el eje principal será la alimentación de los animales.

“El problema es la falta de buenas prácticas de manufactura en forma general para la producción primaria de leche. Paralelamente se está desarrollando un manual más amplio para cada categoría especial de tambo”, explicó Claudio Glauber médico veterinario del Senasa.

Además, agregó que el objetivo es difundir este manual, para que el productor tenga la posibilidad de aplicar esta norma en el sistema de producción y pueda así mejorar la eficiencia productiva. Este manual busca equilibrar las exigencias y las prácticas en todas las categorías y en todo el sistema de producción.

Durante la siguiente reunión se va a tratar el capítulo que tiene que ver con las buenas prácticas de la alimentación en tambos, el manejo de los silos, de los forrajes. También, se analizará el riesgo de contaminación debido a las personas que trabajan en la alimentación de los animales y la posibilidad de realizar capacitaciones sobre la temática.

TAMBOS Y PRODUCCIÓN PRIMARIA DE LECHE

Senasa tiene como objetivo transmitir al productor conceptos sanitarios relacionados con la prevención, realización de planes sanitarios en las distintas categorías de animales presentes en cada tambo, estrategias de vacunación. Además brindar conocimiento del riesgo de transmisión de enfermedades zoonóticas, enfermedades frecuentes y su control.

Por otra parte, abarca la problemática sanitaria regional; actualizar al productor tambero respecto al cumplimiento de normativa sanitaria y orientarlo respecto a las medidas de manejo sanitario preventivo y los planes sanitarios adecuados a cada región y sistema de producción lechera.

Agrofy News