Exportadores descartan problemas con Brasil por el trigo y anticipan cambios en retenciones

La cámara que reúne a los exportadores de cereales negó un impacto para la mercadería argentina tras consultar autoridades de Brasil.

En medio de la tensión entre el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y el presidente electo de la Argentina, Alberto Fernández, se especuló sobre un posible impacto sobre la venta de trigo.

Gustavo Idígoras, presidente de CIARA (Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina) y CEC (Centro Exportador de Cereales), descartó en diálogo con Agrofy News un cambio en la política comercial para el trigo desde Brasil hacia la Argentina, “más allá de los cimbronazos” entre ambos mandatarios. Algo que confirmaron con autoridades del vecino país.

Lo que sigue vigente es la cuota que estableció Brasil para las compras extra Mercosur, de 750 mil toneladas y que tendrían a Estados Unidos como principal tomador del cupo.

Idígoras explicó que esa cuota se podría efectivizar en diciembre y que “no tiene nada que ver con los problemas actuales que hay entre Brasil y Argentina”.

Además, “en esa cuota también podría ingresar Argentina”, que estaría en plena condición de abastecer la necesidad de los molinos brasileros.

Más allá de los problemas productivos que sufrió el trigo en la actual campaña argentina, la cosecha seria de 18,8 millones de toneladas. Esto es más de 2 millones de toneladas menos que lo esperado a comienzos de campaña pero llega a abastecer ampliamente la demanda interna de molinos.

Anticipando retenciones

Por otro lado, los exportadores anticipan cambios en retenciones: “No hay muchas definiciones, tuvimos dialogo con los referentes del nuevo gobierno y es probable que haya ajustes en los derechos de exportación”

“No sabemos monto y plazo de implementación, pero son medidas que se van a tomar en diciembre teniendo en cuenta la necesidad de financiamiento en la política alimentaria para el mercado interno”, agregó Idígoras en el Foro de Agronegocios organizado por Lide y adelantó que recién en la última semana de noviembre podría haber más definiciones.

Los precios del mercado a futuro ya tienen incorporado este posible (y muy probable) cambio en el esquema de retenciones.

La soja mayo 2020 cotiza a un valor cercano a US$ 240 / tonelada y el maíz abril 2020 a un precio de US$ 141 / tonelada: “Los productores pueden congelar estos dos factores operando en este mercado de futuros y también pueden hacerlo vía operaciones en el mercado de forwards”, destaca un reciente informe de Ieral.

Idígoras agregó que “es muy importante una transición ordenada” y que también “es clave el diálogo permanente” para la construcción de políticas públicas. En este sentido, destacó la importancia de que se continúe trabajando con las Mesas de Competitividad.

Además, se refirió a la importancia de que se tome como política de estado a la exportación, dado que “Argentina no piensa lo mismo, se cree que el comercio exterior es destrucción de empleo, el mundo no piensa lo mismo”.

“Son valores sociales en los que todos juntos debemos trabajar, las exportaciones son el verdadero mecanismo de generación de empleo y riqueza. Somos un país en donde el mercado es el mundo, pero también tenemos un compromiso natural de alimentar a todos los argentinos”, concluyó.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

agrofy news