Puerto Quequén: Prohíben la circulación de los tripulantes de barcos

El Consorcio de Gestión de Puerto Quequén prohibió la circulación de tripulantes de buques de bandera extranjera dentro del ámbito de la estación marítima local y extremó su protocolo, en pos de evitar la propagación de contagios del Coronavirus y ante lo no prohibición del movimiento de buques para el ingreso y egreso de mercaderías en el territorio nacional.

Tras la declaración de cuarentena preventiva y obligatoria, a través del Decreto de Necesidad y Urgencia del Presidente de la Nación, Alberto Fernández, en pos de evitar la propagación de los contagios del coronavirus (COVID-19), el Consorcio de Gestión de Puerto Quequén continúa reforzando su protocolo de actuación ante el arribo de buques y tripulaciones a la estación marítima.

En ese sentido, hasta el 31 de marzo, se dispuso la prohibición del tránsito por el ámbito de Puerto Quequén de tripulantes de buques de bandera extranjera que arriben a terminales y sitios de esta jurisdicción, provenientes en forma directa de puertos de las “zonas afectadas” (Japón, Corea del Sur, Irán, Estados Unidos, Brasil, Chile y todo el continente Europeo).

Por el mismo período, también se prohíbe el descenso del buque de tripulaciones asintomáticas que hayan transitado en los últimos 14 días por zonas de transmisión sostenida, establecidas por la autoridad sanitaria nacional al momento de determinar el desembarco.

En tanto, los buques con al menos un tripulante sintomático que haya transitado en zonas de transmisión sostenida o quienes configuren un caso sospechoso según la autoridad sanitaria, se declararán en cuarentena.

Además, los tripulantes extranjeros no residentes en el país cuyo descenso no sea necesario para la operatoria no podrán desembarcar durante el plazo de quince días corridos.

Incluso si cumplieran con las condiciones para su descenso, solamente podrán hacerlo los tripulantes con justificación para la operatoria de carga o desestiba de las embarcaciones, es decir, cuando no exista personal en tierra que pueda realizar dicha tarea.

Al mismo tiempo, ante la llegada de un buque proveniente de otro puerto argentino, como en las operaciones top off –para completar carga-, en consecuencia cumpliendo con lo indicado por la autoridad Sanidad de Fronteras, para poder otorgar el sitio de atraque, previo a su arribo se solicita el certificado de LIBRE PLATICA y documentos anexos.

Para constatar dicha información, el Capitán de cada buque debe poner a disposición de la autoridad sanitaria en carácter de declaración jurada, con 72 horas de anticipación al arriba a puerto, la Declaración Marítima de Sanidad; el Certificado de control de Sanidad a Bordo; el Rol de Tripulantes, con fecha, lugar de embarque y nacionalidad; la Lista de Pasajero.; Listado de los últimos 10 puertos; Declaración de Salud del viajero; Reporte de temperatura diario; Reporte libro médico; Cambios de tripulación efectuado; y Libre Plática.

 

PREVENCIÓN OPERATIVA

Todas las embarcaciones deben extremar sus medidas de higiene y limpieza cuando práctico, personal y autoridades de la República Argentina deba embarcar en el cumplimiento de sus funciones. A tal fin, se colocarán suministros de alcohol en gel y soluciones a base de alcohol, en lugares de fácil acceso.

Solo los tripulantes que realicen una actividad directa vinculada a la carga o descarga, podrán circular por lugares de cubierta.

No se permitirá el contacto entre personal de la estiba y la tripulación de los mercantes, en las operativas de carga/descarga de mercaderías.

Los trabajadores que deben subir a bordo del buque lo hacen protegidos por barbijos y guantes.

Por su parte, en las maniobras de ingreso y egreso de buques, los prácticos deben vestir barbijo, antiparras, camisolín y guantes. Además, se procederá a desinfectar las lanchas para su traslado.

A su vez, el personal de remolque debe permanecer en forma permanente dentro de su propia embarcación.

Por otra parte, se prohíbe la circulación, paseo, visitas y actividades recreativas dentro de las instalaciones portuarias, excepto en aquellas actividades que necesariamente deban ser realizadas con personal idóneo, por ejemplo, choferes para carga y descarga.

TRABAJO A DISTANCIA

Extremando medidas preventivas para evitar la propagación del Coronavirus, el Ente portuario suspendió la asistencia al lugar de trabajo de su personal administrativo, configurando acciones de trabajo domiciliario a través de las plataformas online.

Se implementa el teletrabajo y ejecución de tareas a distancia para minimizar el contacto físico a través del uso digital en cualquier transacción.

El Ente portuario ya había suspendido la atención al público desde el martes 17 hasta el martes 31 de marzo, en todas las oficinas y dependencias, disponiendo como canales de comunicación activos las líneas rotativas del 54 2262 45-0006 y los mails accesibles en https://www.puertoquequen.com/contacto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

primicias2262