Agroexportadoras crearon un comité de seguimiento y elaboraron su protocolo para el coronavirus

La Cámara de la Industria de Aceiteros estableció cómo actuar para prevenir el contagio de COVID-19. De esta manera, el sector cuenta con su procedimiento para actuar ante un caso sospechoso.

La Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina y el Centro de Exportadores de Cereales puso en funcionamiento un comité de seguimiento. Además, elaboró un protocolo para que los trabajadores eviten el contagio de coronavirus.

El comité consiste en evaluar medidas de prevención y protección. El mismo está compuesto por responsables de los servicios médicos de las compañías, miembros de recursos humanos, miembros del equipo de salud provincial, municipal, comunal y asesores externos especializados en aspectos infecto-epidemiológicos.

Por su parte, el protocolo de actuación consiste en la implementación de las medidas de prevención, control y mitigación del virus coronavirus para proteger la salud de los trabajadores. Además, contempla la identificación temprana de casos sospechosos e implementación de medidas frente un caso positivo.

Medidas de prevención adoptadas

Se adoptaron todas las medidas generales básicas de seguridad, higiene, limpieza y cuidado personal en las plantas y en las líneas de producción en particular, para minimizar las posibilidades de contagio del virus.

  • Se reforzó la frecuencia de la limpieza por parte del personal que realiza la misma, utilizando como base elementos de desinfección. Las mismas quedan registradas en planillas diarias de seguimiento de protocolo de prevención del Coronavirus
  • Se instruyó al personal de medidas básicas sobre cómo evitar contactos directos, saludos, etc.
  • Se instruyó al personal de mantener la distancia mínima de 1,5 mts entre individuos.
  • Se colocó y se mantiene disponible alcohol en gel o desinfectante equivalente en los espacios de trabajo, y otras áreas comunes.
  • Se colocó y se mantienen disponibles elementos de aseo personal descartables.
  • Se organizaron los comedores de manera que se respete las distancias de seguridad en los mismos.
  • Se dispuso alcohol en gel o desinfectante equivalente en los transportes de personal y desinfecciones de las unidades antes de cada traslado.
  • Se organizaron grupos de trabajos, con la menor cantidad de personas en los grupos que la actividad permita, de acuerdo con las características de cada línea de producción y de la operación.
  • En la medida de lo posible, se disminuyó la cantidad de personal, se organizaron horarios de entrada y salida escalonados o desdoblando turnos.
  • Se determinó que los conductores de camiones deban permanecer en las cabinas, durante todo el proceso de descarga y en el momento de bajar, mantener las distancias de seguridad.
  • Se adoptó el protocolo para transportar granos en forma segura del 21 de marzo acordado por la Federación de Transportadores Argentinos, la Cámara de la Industria Aceitera y el Centro de Exportadores de Cereales, la Cámara de Industriales de Maíz Molienda Seca, la Confederación Argentina del Transporte Automotor de Cargas, la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (CONINAGRO), la Federación de Acopiadores de Granos, la Federación Argentina de la Industria Molinera. Se adjunta copia del mismo.
  • Se acondicionaron los puntos de contacto directo, con personal externo, como ventanillas y recepción de carta de porte, de manera de aislar a las personas y evitar contagios directos.
  • Los colaboradores mayores de 60 años, así como las mujeres embarazadas y aquellas personas con enfermedades base (diabetes, asma y otras enfermedades cardiacas y respiratorias) se licenciaron.
  • Se tomaron medidas para minimizar el personal tercerizado afectado a trabajos no prioritarios al proceso de producción.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

agrofy news