Qué hay detrás de los ataques al campo: ideología, indignación y reclamo

“El Estado tiene más plata adentro de los silo bolsas que el productor”, destacó un dirigente rural en el marco de los hechos de vandalismo.

El sector agropecuario viene siendo blanco una serie de ataques hacia su producción, con destrucción de granos en más de 30 silobolsas, rotura de alambres que determinan los campos e incluso incendios. La preocupación entre los productores comenzó a crecer y las entidades alzan la voz para alertar sobre los ataques y pedir una solución.

“Es algo que está cargado de ideología”, asegura Matías de Velazco, presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap). “No lo veo al presidente, Alberto Fernández, mandando a cortar los silo bolsas, pero sí a nivel puntero puede ser”, agrega el dirigente.

Para De Velasco se trata de personas que buscan perjudicar a productores, porque creen que hacen “justicia social” de esa manera. “Indudablemente todo ese fogoneo que se hizo durante tanto tiempo, sobre la riqueza del campo y las 4×4, alimenta que haya un resentimiento hacia el sector. Son ideas que atrasan 100 años”, apunta. Además, aclara que en el caso de las roturas a silobolsas el que más pierde es el gobierno. “El Estado tiene más plata adentro de los silo bolsas que el productor, porque el 60% de la producción son retenciones, en el caso de la soja”.

El ruralista contó que ante los ataques están trabajando con las patrullas rurales para prevenir y luego, también, llevar a la justicia a los autores. “Esta gente tiene que tener algún tipo de castigo”, completa. En algunas zonas las patrullas comenzaron a georreferenciar los silobolsas para patrullar más seguido el área, pero la respuesta municipal depende del signo político de intendente. “Donde gobierna el Frente de Todos le prestan menos atención al caso, pero donde hay otros signos, se preocupan más por la situación”, agrega.

El dirigente considera que los ataques continuarán. “Los daños están motivados por un componente ideológico y creo que van a seguir”, se lamentó De Velazco.

“Vivimos esta situación con mucha indignación y estamos fortaleciendo la unidad de los productores. Nuestra voz no será callada por el miedo y la desesperación”, sostiene Mariela Gallinger, presidenta de la filial de Crespo (Entre Ríos) de la Federación Agraria Argentina (FAA), quien aseguró que están decididos a “reclamarle a las autoridades y al gobierno que se ocupen de estos atentados”.

“Llama la atención este silencio y ausencia del Estado”

Para Gallinger, detrás de cada atentado hay “bestias” que “no reconocen el valor de los frutos del trabajo”. La dirigente espera que el Gobierno se “solidarice y compense los daños que se están haciendo”. A su vez, lanzó: “Llama la atención este silencio y ausencia del Estado, porque no sabemos si lo está fogoneando o si se hace el distraído e indiferente”.

Desde la entidad local, confeccionaron un comunicado en el que califican el vandalismo como “atentado terrorista”, debido a que se trata de un “acto que se realiza contra terceros que están indefensos o que no son sus rivales políticos o ideológicos directos”. En este sentido, insisten en que: “La rotura de bolsas que almacenan granos o alimentos para los animales ocurridas en los últimos días y siempre, pueden considerarse ´actos de terrorismo´, por lo cual no deberían pasar desapercibidos ni por las autoridades ni por la sociedad toda”.

Por otro lado, explican que las pérdidas no son solo hacia el propietario, sino también hacia el Estado y la sociedad. “Más de la mitad del valor que representa esa mercadería se transforma en recaudación impositiva. Además, roban a las personas en situación de vulnerabilidad socioeconómica, parte de los subsidios que les otorga el Estado los cuales provienen de las retenciones e impuestos que paga el propietario de la mercadería en cuestión”, dilucidan. La institución pide que estos atentados sean investigados por la justicia, denunciados por los testigos y repudiados por toda la sociedad.

En sintonía con este repudio, desde Confederaciones Rurales Argentinas emitieron un comunicado en el que interpelan al mismo Fernández. “La actitud del Presidente frente a los ataques que a diario nos afectan ya adquiere la preocupante característica del silencio cómplice. Tampoco se escucha a nadie del Gobierno, condenando estos hechos y haciendo visible que se encuentran trabajando para evitar nuevos hechos”, manifiestan. Desde la entidad, solicitan que el poder ejecutivo se refiera a los ataques y piden a que se garantice “la seguridad de los ciudadanos y de sus producciones”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por  |