Covid-19: Recibidores de granos exigen reducción de jornada laboral

Trabajo por 6 horas diarias, medida que la Urgara considera como derecho histórico. “Va a redundar por un lado en aspectos como salud y descanso como también en abrir la alternativa para generar más puestos de trabajo en el sector”, aseguran desde ese sindicato.

La Unión de Recibidores de Granos y Anexos (Urgara) mantiene su reclamo en pos de la reducción de la jornada laboral 6 horas. “No vamos a aceptar salarios empobrecidos y menor cantidad de puestos de trabajo, exigimos lo que nos merecemos” sostuvo el titular de esa organización sindical Pablo Palacio.

En cuanto a la merma horaria la Urgara considera que se trata de un derecho histórico, la cual redundará por un lado en aspectos como salud y descanso como también en abrir la alternativa para generar más puestos de trabajo en el sector.

Palacio se expresó en estos términos durante el 64° Congreso Anual Ordinario de Urgara que contó con la participación de los 32 congresales, directivos de seccional y delegados Regionales, junto con los veedores del Ministerio de Trabajo de la Nación.

“El sector agroexportador, que ha sido beneficiado por la suba del dólar, del precio de la soja, la baja de las retenciones y que tiene cosechas que cada vez más importantes en toneladas, debe reconocer el esfuerzo de sus trabajadores”, resumió Palacio a BAE Negocios.

En ocasión de su congreso la Urgara ratificó objetivos para “consolidar” la mejora de sueldos, el nivel de discusión en paritarias y la valoración de esos trabajadores, “es nuestro derecho lograr que la inflación no dañe nuestros salarios”, manifestaron en ese sindicato cuya actividad se encuadra en el sector agroexportador.

El cual, reiteraron, “no tuvo pausas de labor en toda la pandemia”.

“Vemos como los efectos de la crisis impactan en la clase obrera, expulsando cada vez más personas del mercado de trabajo, aumentando la desocupación, profundizando la precariedad y el trabajo no registrado, produciendo una caída estrepitosa del salario real”, dijo Palacio.

Teniendo el control

En relación al Covid-19 la Urgara enfatizó que sigue desarrollando auditorias “para tener escenarios laborales más seguros como también mantener debidamente informados a todos nuestros compañeros, con esa misión recorremos el país”.

Cabe destacar que desde el gremio pusieron en valor el rol que cumple la organización sindical en el cuidado y la prevención contra el Covid-19 “a lo largo del último año acompañamos a los trabajadores no sólo brindando información sobre los cuidados a tener en cuenta para la prevención del virus sino que también hemos llevado adelante numerosas auditorías, donde hemos denunciado las irregularidades que detectamos y colaboramos permanentemente para hacer de los entornos laborales lugares más seguros en todo sentido”, explicaron.

En relación a la agenda sindical bajo la crisis Covid-19 y respecto a las centrales obreras Palacio destacó el objetivo de lograr la unidad del movimiento obrero, con la CGT, la CATT, Fempinra y otros bloques para exigirle al Gobierno Nacional “que no deje pasar una oportunidad histórica para reparar el tejido social destruido por el neoliberalismo y sus políticas”.

La Urgara también expresó su respaldo a la modificación del Impuesto a las Ganancias, que de aprobarse fijará un nuevo piso salarial de $150.000 para los trabajadores.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

BAE Negocios