Proyectan una caída de 16% de las exportaciones de trigo 2021

Argentina, que en la campaña 2019-2020 ocupó el 6to lugar entre los mayores exportadores del trigo, sufrirá un fuerte retroceso global este año.

La Bolsa de Comercio de Rosario estimó que las exportaciones argentinas de trigo de la campaña 2020/21 serán de 10.000.000 de toneladas, 1,9 mill/tn menos respecto del ciclo pasado, que implican una declinación de 16%.

“No obstante el panorama adverso provocado por la sequía en el plano productivo que redujo el saldo exportable del país, los mejores precios internacionales ayudan a recomponer el valor de las exportaciones del sector”, indicó.

La comercialización externa del trigo 2020-2021 argentino comenzó en abril de 2020, 8 meses antes del inicio formal de la cosecha, que fue entre noviembre y diciembre.

A partir de allí hubo registro de Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior (DJVE) de trigo 2020-2021 todos los meses del año, llegándose a declarar el 46% de las ventas externas esperadas esta campaña.

En contraste con ello, a igual fecha del año pasado se llevaban declaradas 12 millones de toneladas de trigo 2019-2020 con un valor FOB aproximado de 2.397 millones de dólares.

Las DJVE anotadas entre abril y septiembre (3,5 millones de toneladas promediaron valores FOB de entre US$ 210 la tonelada (las primeras) y US$ 230/t (las últimas).

A partir de octubre, ya cerca del inicio de la cosecha de los primeros lotes en Argentina, los valores FOB tanto oficiales como de mercado iniciaron un firme ascenso que motivó el registro de más ventas externas.

Así, en diciembre se registraron 915 mil toneladas de DJVE de trigo con un precio FOB publicado por el Ministerio de Agricultura que promedió US$ 273/t.

En enero, las ventas externas se dispararon alcanzando 3,1 millones de toneladas en el mes a un precio FOB oficial promedio de US$ 270/t, representando un valor de 848 millones de dólares.

De este modo, en diciembre y enero la exportación pudo aprovechar la oportunidad de colocar 4 millones de toneladas a precios muy favorables. Mientras que a nivel local, la molienda de trigo está en su nivel más bajo de las últimas cinco campañas. Para encontrar un primer trimestre con menor molienda hay que remontarse al ciclo 2015-2016, según la Bolsa rosarina.

Si bien la molienda de trigo de febrero repuntó levemente frente al promedio de las últimas campañas, al comparar la actividad molinera actual con la de la campaña 2019-2020 se observan importantes caídas interanuales en este primer trimestre del año comercial de trigo.

De diciembre a febrero se molieron 1,26 millones de toneladas, por debajo de las 1,45 millones de toneladas procesadas en el primer trimestre de la campaña anterior.

“En este marco, nos encontramos ante el menor registro desde el año comercial 2015-2016, cuando se molieron 1,18 millones de toneladas en los primeros tres meses del año comercial”, sostuvo el análisis. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Noticias Agropecuarias