Las restricciones argentinas a las exportaciones de carne tendrán impacto mundial

Las restricciones a las exportaciones de carne de vacuno, podrían tener un impacto significativo en el mercado global, según el último informe mundial Beef Quarterly de Rabobank 

Argentina es el quinto mayor exportador a nivel mundial de este tipo de producto.

Estas medidas se adoptaron después del cierre dispuesto por el gobierno argentino en mayo último  y están limitando las ventas argentinas al 50% de los promedios de exportación de meses anteriores hasta que finalice este año 2020, informó este viernes el portal Eurocarne.

“Dado que Argentina fue el quinto mayor exportador de carne vacuna en 2020 y el segundo mayor proveedor de China, este recorte en los volúmenes de exportación tiene el potencial de impactar significativamente el comercio mundial de carne vacuna”, dice el informe.

Estimuladas por la creciente demanda de China, las exportaciones de carne vacuna de Argentina crecieron un 54% en 2019, un 6% más en 2020 y un $% en los seis meses hasta junio de 2021, a pesar de la caída interanual del 31% en junio con la introducción de restricciones. La producción de carne de vacuno del país también  aumentó con el incremento de los pesos de sacrificio en los últimos dos años.

Las exportaciones de carne de vacuno argentina para 2021 podrían caer en un 23.5%

El informe dice que si bien las restricciones de Argentina se revisarán a fines de este mes, “es poco probable que el nuevo sistema de exportación termine en agosto”.

Aunque es posible que se alivien algunos aspectos de las restricciones, dice, en particular las exportaciones a China e Israel, los mayores mercados de exportación del país, y China representaron el 75% de las exportaciones de carne vacuna argentina en 2020.

Si las restricciones permanecen vigentes hasta el final del año, dice el Rabobank Beef Quarterly, las exportaciones de carne de vacuno argentina para 2021 podrían caer en un 23.5% (año con año), aunque el escenario “más probable” es que si las ventas a China e Israel se mantienen, vería caer las exportaciones en un 9,5%.

“Este es el escenario que creemos más probable, ya que satisfaría las demandas del sector productivo y aumentaría la disponibilidad de carne vacuna en el mercado interno”, dice el informe.

Se teme que las restricciones a la exportación también puedan conducir a una caída de la producción argentina, de entre un 4-5%, según el informe.

La última suspensión de las exportaciones de carne de vacuno inició una “contracción del 20% en el rebaño nacional de 2006 a 2011, lo que resultó en casi 12 millones de cabezas de ganado menos” para reducir la producción, el consumo y las exportaciones en un 21, 11 y 69%, respectivamente.

Con implicaciones más amplias para el mercado mundial de la carne de vacuno, dice el informe, las exportaciones limitadas de Argentina, principalmente a China, beneficiarían a otros exportadores, principalmente a los mercados vecinos como Brasil y Uruguay.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Noticias Agropecuarias