En un momento clave: los reclamos de transportistas que amenazan con paralizar la industria láctea

Con una manifestación frente a Williner en la localidad santafesina de Bella Italia, esta mañana los trabajadores presentaron una serie de condiciones

La primavera es el momento más esperado de la lechería, porque al crecer la producción se multiplica la actividad. El efecto de la naturaleza, de un mayor caudal de partos y de un clima más estable, hacen que la cantidad de litros se incremente y con ello todo el movimiento de la cadena lechera.

Dentro de la lechería, un eslabón clave es el del transporte. De alguna manera ahí se enfoca la mirada al momento de hablar del pago por calidad y de la toma de muestras, pero también sobre la disponibilidad y la coordinación de cada uno de los camiones.

En este contexto y con septiembre en marcha, esta mañana frente a la planta de la localidad de Bella Italia, en el Departamento Castellanos de la Provincia de Santa Fe, de Sucesores de Alfredo Williner que comercializa los productos ilolay, se dio una manifestación de transportistas motivada por varios reclamos.

El titular del Sindicato de Camioneros de Rafaela, Norman Waibsnaider, dejando en claro que no habían bloqueado la planta, le detalló a Agrofy News que se llevó a cabo una reunión por la mañana y otra más por la tarde para intentar encaminar las acciones en referencia a los pedidos de los representantes de los trabajadores.

En primer término, están solicitando que las empresas de transporte que trabajan de forma tercerizada para la láctea, con el traslado de la materia prima y de los productos terminados, que les paguen a los trabajadores un bono pendiente desde el pasado mes de febrero. Son 22 mil pesos los que les corresponden a los abocados al rubro lácteo que en muchos casos aún se adeuda.

Mientras tanto, el resto de los trabajadores en las plantas, nucleados en el gremio de Atilra, tienen un procedimiento más adaptado por protocolo, desde Camioneros están pidiendo que muchas de las empresas del rubro lechero no adaptaron los procedimientos a la actualidad de la pandemia y las condiciones sanitarias, por lo tanto sigue vigente la disposición generada en marzo de 2020 de no permitir a los transportistas que desciendan de los vehículos durante la espera de descarga en el caso de los camiones cisterna, o durante la carga de los transportes con cámara frigorífica que retiran mercadería terminada.

En el mismo sentido, lo que solicita el gremio del transporte es que se agilice la carga y descarga para acortar los plazos de espera de este segmento de la fuerza laboral.

Si bien en algunas plantas ya se recuperó el uso de la zona de vestuarios y comedor, en otras aún no y eso es lo que se agrega a las demandas. En el caso de Williner se pide una ampliación de instalaciones para su uso en este sentido.

En tanto, en otra reunión llevada a cabo este viernes por la tarde, se intercambiaron las inquietudes y habría un nuevo encuentro de las partes el próximo miércoles.

Ya habiendo pasado por plantas de Milkaut, de García Hnos. (Tregar), ahora Williner abre el esquema de reclamos en el centro-oeste santafesino y todo indica que se seguirá por Saputo y el resto de las industrias de la región.