Crece la producción de trigo

La estimación de producción de trigo de la cosecha 2021/22 creció hasta 20,7 millones de toneladas tras las recientes lluvias, que “llegaron en el momento justo, en medio del período crítico de la franja central de Argentina”, consignó la Bolsa de Comercio de Rosario.

La estimación de producción de trigo de la cosecha 2021/22 estaba prevista para 20,1 millones de toneladas, pero las lluvias del 12 al 14 de octubre cambiaron de dirección las proyecciones, creciendo hasta 20,7 millones de toneladas. Para la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) “llegaron en el momento justo, en medio del período crítico de la franja central de Argentina”.

Según la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la BCR, hasta el lunes 11, la condición regular y mala alcanzaba a un millón de hectáreas, la estimación sufría recortes y el resultado era de 20,1 Mt”. Pero la situación se revirtió del 12 al 14 de octubre, con acumulados superiores a 50 mm en el centro y sur de Córdoba, de entre 30 y 45 mm en el centro sur santafesino, más de 15 mm el norte de Buenos Aires.

“Marcada por la falta de agua y por oportunos pulsos que aparecen en los momentos justos, la primera estimación de trigo para la campaña triguera 2021/22 muestra una producción de 20,7 Mt y un rinde nacional de 31,5 qq/ha”, resaltó la Bolsa de Comercio.

El clima ha privilegiado a la provincia de Buenos Aires, que se perfila para superar un rinde de 37 qq/ha; en Córdoba, el trigo pasa por un escenario mucho mejor que el del año pasado, estimándose ahora una media provincial de 30 qq/ha; Santa Fe obtendría de esta forma 10 quintales más que el año pasado; y en el norte del país, la cosecha triguera no será tan mala como la del año pasado: Entre Santiago del Estero y Chaco se estiman rindes de 10 a 15 qq/ha.

En el caso del maíz, la falta de agua que siguió luego de la primera semana de setiembre dejó sin sembrar el 40% del cereal en Santa Fe, el 10% en Entre Ríos y el 80% en Córdoba, y mientras muchos productores no pudieron hacerlo por la falta de humedad, otros van a hacerlo más tarde para escapar de los efectos de “La Niña”.

Por ahora, el maíz sigue rumbo a los 7,9 M ha que se sembrarían -6,9 M de ha de cosecha para el circuito comercial- y la producción rondaría los 55 a 56 M Tn, cifra inédita para Argentina. En tanto, las lluvias llegaron a tiempo para dar la largada del nuevo ciclo de la soja, que necesitaba más de 30 mm en la franja central del país.
En los próximos días se espera que se despliegue la siembra de soja, que alcanzaría a 16,2 M ha, cifra que será la más baja de los últimos 15 años en Argentina, con una producción estimada de 48,8 Mt.
La campaña comienza con un déficit hídrico en buena parte de la región pampeana y, aunque las últimas lluvias fueron una gran noticia para el sector, aún siguen pendientes las lluvias de primavera que recargan los perfiles para afrontar los severos meses del verano, completó la BCR.