Lluvias claves para la siembra de trigo: día por día, qué dice el pronóstico del tiempo para el agro

La zona núcleo podría recibir una compensación por estos días; qué zonas concentra las mejores garantías hídricas

Las reservas de humedad siguen mostrando un patrón muy desequilibrado en cuanto a las áreas que están con niveles aptos o al menos con un riesgo controlado para avanzar con las siembras. El sur de la región pampeana, en general está bien, mejor el sudeste que el sudoeste, pero esto es lo natural para estas fechas del año.

La zona núcleo puede recibir una muy buena compensación por estos días, sobre todo su lado este, principalmente la provincia de Buenos Aires y en menor medida el sur de Santa Fe. Para comienzos de la semana próxima, el saldo de las precipitaciones de esta semana prácticamente constituirá el mapa donde el avance de las siembras tendrá mejores posibilidades de éxito.

La salida de la seca se ha concretado en términos pluviales, pero la oferta de agua, no necesariamente ha estado a la altura de los requerimientos que dejaron las importantes deficiencias del verano. En definitiva, es muy irregular el escenario para las siembras en la franja central. Se verá como se emparejan los perfiles por estos días.

Las lluvias que anticipaban los pronósticos, se vienen validando sobre áreas del sur. Se espera que gran parte del centro este del país se beneficie del pasaje de sucesivas perturbaciones a lo largo de la semana.

Para lo que resta de la jornada de hoy, se prevé que los cielos grises con lloviznas dispersas dominen gran parte del centro norte del país. En tanto la costa sudeste de Buenos Aires aún puede seguir sumando lluvias a partir de tormentas que se desarrollan en la zona. El gran despliegue de ambiente húmedo no permite grandes cambios en las temperaturas.

Para mañana martes, se espera una condición meteorológica algo más estable, pero sin cambio de masa de aire. El amanecer puede presentarse con el aire saturado en las capas bajas de la atmósfera, lo cual dará lugar a un vasto despliegue de neblinas. En algunos sectores de la franja central del país, pueden aparecer ocasionales lloviznas, sin que esto evolucione a sistemas precipitantes de importancia.

Durante la jornada del miércoles, se espera otra onda frontal para potenciar el desarrollo de sistemas precipitantes. Las lluvias se nutren de la abundante humedad, que el frente se encargará de elevar a los niveles medios promoviendo el desarrollo de tormentas. Un máximo principal de lluvias, con acumulados que pueden ser disruptivos para la fecha (por encima de los cincuenta milímetros) se ubicaría en la zona central del norte bonaerense y también sobre el este de ésta provincia.

En menor medida, pero igualmente con registros generosos, se esperan precipitaciones sobre el sur de Santa Fe, sudeste de Córdoba y algunas zonas del sur de Entre Rio. Sobre el resto de la zona núcleo también se concretarán lluvias, pero las mismas ya no sumarían de una manera tan eficiente, no de acuerdo a las necesidades hídricas. Los modelos de pronóstico no muestran buenas lluvias para La Pampa y oeste de Buenos Aires, donde las condiciones de sequía son difíciles de afrontar de cara a las próximas siembras.

Durante el jueves, se espera que el frente quede estacionario sobre la cuenca baja del Salado bonaerense, centro sur de San Fe y sur de Entre Ríos. Para Entre Ríos estas lluvias consolidarían un buen escenario para el despliegue de las actividades de siembra. No se puede decir lo mismo sobre el centro de SF, donde el comportamiento pluvial ha sido menos favorable y los perfiles aun muestran un nivel de reservas que constituye un riesgo para avanzar con la actividad. Lo mismo sucede sobre la provincia de Córdoba donde las correcciones pluviales no logran compensar las deficiencias existentes.

Para el viernes, se prevé que la onda frontal comience a salir de la región pampeana, quedando las lluvias más importantes desplazadas del centro para el norte de Santa Fe, norte de Entre Ríos y sur de Corrientes. Los cielos no se limpian por completo sobre la zona núcleo central y no se descartan lloviznas, pero ya no se concretarían precipitaciones importantes.

Para el comienzo del fin de semana, todo el patrón de inestabilidad asociado al sistema frontal afectará la Mesopotamia, las provincias del centro y gran parte del norte del país. El mismo ya no tendrá energía significativa como para generar eventos pluviales destacados, sin embargo, la humedad remanente mantendrá las coberturas de nubes bajas y las lluvias modestas y lloviznas tendrán gran despliegue y continuidad. Esto ya no tendría lugar a partir del día domingo, donde finalmente comenzaría a notarse un cambio de masa de aire y el ingreso de aire algo más frío.