Por carta, Massa le pidió al presidente del Banco Central derogar una norma contra los productores de soja

El ministro de Economía y su secretario de Agricultura, Juan José Bahillo, solicitaron a Miguel Pesce levantar una medida que encareció el crédito a quienes tienen más de un 5% de stock de la oleaginosa

De la oficina del ministro de Economía, Sergio Massa, salió el pedido de modificación de la circular A 7720 del Banco Central que preside Miguel Ángel Pesce

El ministro de Economía, Sergio Massa, le sugirió por carta al presidente del Banco Central (BCRA), Miguel Ángel Pesce, derogar o suspender la comunicación “A” 7720 de ese organismo monetario, que en marzo pasado prorrogó un encarecimiento de los créditos para los productores que tienen más de un 5% de soja en stock. Hace dos semanas, Massa había anunciado una “reforma” de esa norma como una señal para los productores que, agobiados por el impacto de la sequía, ahora necesitan créditos accesibles para sembrar el trigo.En la nota, Massa y, además su secretario de secretario de Agricultura Juan José Bahillo, hicieron hincapié en la norma que afecta la “línea de financiamiento para inversión”, por ende, la producción agrícola. “Con el fin de sugerir, por varias razones que especificaremos, la suspensión y/o derogación de la circular 7720?, dijeron en la carta que tiene fecha de ayer.

En este marco, primero reconocieron que el objetivo de la medida del BCRA era “alentar a quienes tienen en tenencia de porotos de soja a la venta de la misma”. Sobre esto, indicaron: “Así, la medida es razonablemente entendible y acertada como normativa tendiente a generar políticas que favorezcan e incentiven el ingreso de divisas de moneda extranjera a nuestro país.

Entendiendo también la necesidad que hoy tiene nuestra economía, efectivamente, aumenten las reservas en dólares de nuestro BCRA. Por lo que comprendemos la circular y su objetivo de restringir el ingreso de los productores a líneas de financiamiento con algún tipo de promoción o encareciendo el costo del financiamiento bancario, buscando de esta manera que procedan a la venta del cereal y lograr el objetivo del ingreso de divisas”.

Pero luego expresaron que “la resolución no está logrando, lamentablemente, su objetivo” y no lo está consiguiendo porque los productores “se resisten a vender”. Esto, afirmaron, debido a que “la gran mayoría de ellos tienen en su esquema financiero a la soja como reserva de valor, atesorando la misma para poder cubrirse de eventualidades desfavorables en materia productiva externas a su manejo”.

Entre estas enumeraron la sequía, granizo, plagas, etc. Además, sostuvieron que si a esto se le suma la falta de lluvias, “el recelo y cuidado de la soja aumenta sustancialmente”, y que “el miedo a que se vea afectada la situación financiera está latente”.

Hace 10 días, en la localidad bonaerense de Navarro, Massa adelantó que solicitaría una reforma en la circular A 7720

Secretaría de Agricultura

En rigor, la comunicación “A” 7720 hace hincapié, entre otros puntos, en las financiaciones a clientes con actividad agrícola hasta el 31 de diciembre de 2023.

“La tasa nominal anual de interés compensatorio de las financiaciones de entidades financieras en pesos -cualquiera sea la forma de instrumentación- a clientes con actividad agrícola inscriptas en el Sistema de Información Simplificado Agrícola (SISA) en carácter de “Productor” con acopio de su producción de soja, será como mínimo el 120% de la última tasa de Política Monetaria publicada”, dice.

De allí se desprende, además, que “se exceptúa de lo precedente aquellos casos de clientes cuyo monto total de financiaciones en el sistema financiero, considerando la financiación solicitada (medidas en términos de consolidación mensual), no supere el importe equivalente a $3 millones -en pesos y en moneda extranjera-, y/o que acrediten no tener un acopio de su producción de soja superior al 5% de su capacidad de cosecha anual”.

Entre otros puntos, la carta de los funcionarios remarcó que la circular del BCRA lo que hace es generar algunas “injusticias comerciales”. Explicaron también que el productor guarda el stock de soja para pagar los alquileres que vencen, según sea cada caso, entre 3, 4, 6 o 12 meses.

Según mencionaron, esta circular, que las entidades y productores vienen reclamando por su derogación, “desalienta” a los productores a tomar decisiones de inversión y es “un obstáculo insalvable para el acceso al financiamiento para inversión”.

“Consideramos que en este momento esta medida es contraria a los objetivos políticos diagramados”, explicaron sobre los objetivos que tiene el Gobierno de sumar reservas al Banco Central.

En reiteradas oportunidades, el sector agropecuario le planteó al Gobierno la necesidad de la derogación de esta circular

Secretaría de Agricultura

Hace dos semanas, en un campo de la localidad bonaerense de Navarro, Massa se comprometió a hacer gestiones con la autoridad monetaria para habilitar más financiamiento y a bregar por una reforma. La decisión del ministro iba en torno a las medidas para la siembra de trigo.

“El primero es una reforma de la [Comunicación] 7720 que funciona como un techo para el acceso al crédito de nuestro sector agroindustrial, pero sobre todo de los productores agropecuarios”, sostuvo.

Fuentes oficiales aclararon que por ahora no hubo una respuesta desde el BCRA al pedido que salió desde la cartera de Economía, por lo que resta esperar los próximos días para ver si hay algún avance.