vasa

#tituloCinco  concesionarios están a punto de quedarse con Vassalli.titulo# #detalle

Por el incumplimiento de un contrato para la exportación de 245 máquinas con destino a Venezuela, la compañía acumula deudas por más de $187 millones.Cinco concesionarios de la red se van hacer cargo de la empresa.

Lo hacen representando a la red”, contó una fuente sindical al matutino La Nación, que agregó: “No sabemos si es una venta como tal, pero dijeron que la van a manejar”.

Vassalli Fabril, la mayor fábrica nacional de cosechadoras que entró en crisis. Aunque no surgieron detalles, se supo que la mayor fábrica nacional de cosechadoras, la cual al parecer entró en crisis al caerse un contrato de exportación por 245 máquinas a Venezuela abrochado en 2014, presentó ante la entidad bancaria “un plan de salvataje por su millonaria deuda generada para financiar sus operaciones”, la cual superaría los 192 millones de pesos.

La empresa aspiraría a que la institución crediticia refinancie su pasivo otorgándole un plazo que le permita superar su estado de asfixia financiera y continuar con sus actividades productivas.

La alternativa que habría acercado como estrategia para hacer frente al pago de la refinanciación, en caso de concretarse, era adaptar a las necesidades del mercado nacional las máquinas que fueron fabricadas para Venezuela, a fin de ser comercializadas a través de un grupo de concesionarios de su red, que además realizaría un aporte económico, “a un precio muy bajo y con tasas atractivas con apoyo bancario y un plazo de financiamiento a cuatro o cinco años”.

En enero había firmado un contrato para exportar a ese destino 245 cosechadoras, pero sólo le compró 50, y otras 70 quedaron en stock en los patios de la compañía.

Según afirmaron fuentes de la UOM -que representa a los trabajadores de esa empresa de Firmat, Santa Fe- el incumplimiento del último contrato generó un desbalance financiero en la firma, que había recurrido al Banco Nación para solventar la operación.

En ese momento, la empresa debía $192 millones al banco, y como deudora estaba en la categoría 3, es decir, con atrasos que pueden ir de 90 a 180 días, detalló el diario La Nación. Aparte del pasivo, se encontraba sin dinero para comprar insumos y arrastraba deudas por $40.000 con sus 580 empleados.

El Banco Nación, luego de un pedido de la firma al presidente Mauricio Macri, aceptó negociar y se empezó a diseñar un plan de salvataje para la empresa.

A marzo pasado, la deuda con el Nación estaba en $187,2 millones, pero había pasado a la categoría 4, de alto riesgo de insolvencia.

“Oficialmente le dijeron a nuestra gente que cinco concesionarios de la red se van hacer cargo de la empresa. Lo hacen representando a la red”, contó una fuente sindical al matutino La Nación, que agregó: “No sabemos si es una venta como tal, pero dijeron que la van a manejar”.

“Los concesionarios ya se presentaron en la empresa, hablaron con la gente y expresaron la voluntad de seguir la actividad. Prometieron la continuidad del personal, que era una de las condiciones de los trabajadores”, precisó la fuente sindical .Hoy la empresa les adeuda tres quincenas de sueldos.

En tanto, se hizo un convenio con la intermediación de los concesionarios para que la venta de seis máquinas se destine a pagar una deuda salarial de $10 millones, correspondiente al año pasado.

detalle# #imagenhttp://informeagropecuario.com.ar/wp-content/uploads/2016/05/vasa.jpgimagen#

Cinco  concesionarios están a punto de quedarse con Vassalli.

Por el incumplimiento de un contrato para la exportación de 245 máquinas con destino a Venezuela, la compañía acumula deudas por más de $187 millones.Cinco concesionarios de la red se van hacer cargo de la empresa.

Lo hacen representando a la red”, contó una fuente sindical al matutino La Nación, que agregó: “No sabemos si es una venta como tal, pero dijeron que la van a manejar”.

Vassalli Fabril, la mayor fábrica nacional de cosechadoras que entró en crisis. Aunque no surgieron detalles, se supo que la mayor fábrica nacional de cosechadoras, la cual al parecer entró en crisis al caerse un contrato de exportación por 245 máquinas a Venezuela abrochado en 2014, presentó ante la entidad bancaria “un plan de salvataje por su millonaria deuda generada para financiar sus operaciones”, la cual superaría los 192 millones de pesos.

La empresa aspiraría a que la institución crediticia refinancie su pasivo otorgándole un plazo que le permita superar su estado de asfixia financiera y continuar con sus actividades productivas.

La alternativa que habría acercado como estrategia para hacer frente al pago de la refinanciación, en caso de concretarse, era adaptar a las necesidades del mercado nacional las máquinas que fueron fabricadas para Venezuela, a fin de ser comercializadas a través de un grupo de concesionarios de su red, que además realizaría un aporte económico, “a un precio muy bajo y con tasas atractivas con apoyo bancario y un plazo de financiamiento a cuatro o cinco años”.

En enero había firmado un contrato para exportar a ese destino 245 cosechadoras, pero sólo le compró 50, y otras 70 quedaron en stock en los patios de la compañía.

Según afirmaron fuentes de la UOM -que representa a los trabajadores de esa empresa de Firmat, Santa Fe- el incumplimiento del último contrato generó un desbalance financiero en la firma, que había recurrido al Banco Nación para solventar la operación.

En ese momento, la empresa debía $192 millones al banco, y como deudora estaba en la categoría 3, es decir, con atrasos que pueden ir de 90 a 180 días, detalló el diario La Nación. Aparte del pasivo, se encontraba sin dinero para comprar insumos y arrastraba deudas por $40.000 con sus 580 empleados.

El Banco Nación, luego de un pedido de la firma al presidente Mauricio Macri, aceptó negociar y se empezó a diseñar un plan de salvataje para la empresa.

A marzo pasado, la deuda con el Nación estaba en $187,2 millones, pero había pasado a la categoría 4, de alto riesgo de insolvencia.

“Oficialmente le dijeron a nuestra gente que cinco concesionarios de la red se van hacer cargo de la empresa. Lo hacen representando a la red”, contó una fuente sindical al matutino La Nación, que agregó: “No sabemos si es una venta como tal, pero dijeron que la van a manejar”.

“Los concesionarios ya se presentaron en la empresa, hablaron con la gente y expresaron la voluntad de seguir la actividad. Prometieron la continuidad del personal, que era una de las condiciones de los trabajadores”, precisó la fuente sindical .Hoy la empresa les adeuda tres quincenas de sueldos.

En tanto, se hizo un convenio con la intermediación de los concesionarios para que la venta de seis máquinas se destine a pagar una deuda salarial de $10 millones, correspondiente al año pasado.