1270353154_850215_0000000000_sumario_normal

Agroexportadoras comprometieron un ingreso semanal de US$ 300 millones

El nuevo jefe del BCRA diseñó un tradicional menú para desalentar la corrida contra el dólar.

Días antes de ser ungido como presidente del BCRA, Luis Caputo, ya había comenzado las conversaciones con la gente del Mercado Abierto Electrónico (MAE) para poner en práctica el mecanismo anunciado de subastas de dólares del Tesoro. Se trata de una de las más serias apuestas del equipo de Finanzas, ahora a cargo del BCRA, para contener la presión de la demanda de dólares.

Desde el viernes pasado, cuando desembarcó en el edificio de la calle Reconquista junto a su mano derecha, Gustavo Cañonero, designado vicepresidente del BCRA, emprendió los contactos con el sistema financiero y a lo largo del fin de semana brindó algunas pistas sobre cómo pretende enfrentar el elevado nivel de incertidumbre cambiaria. Según detallaron fuentes del Gobierno y de la banca, desde hoy la idea del presidente del BCRA es ofrecer, vía licitación, divisas al mercado provenientes de las reservas internacionales. Lo haría así hoy y mañana, y desde el jueves ya comenzaría a subastar las divisas giradas por el FMI. La idea es armar una oferta de divisas de hasta u$s12.000 millones en las próximas semanas, cosa que la muralla china de u$s5.000 millones a $25 no genere “saudade”.

Si bien el sistema operativo para hacer las subastas de divisas no tiene ningún secreto, para algunos operadores sería muy prematuro comenzar hoy ya que no se conocen los detalles ni la letra chica de la operatoria para poder participar. Claro que una vez llegados los dólares del Fondo sería el Banco Nación el encargado de subastar las divisas del Tesoro, según lo acordado con los técnicos de Christine Lagarde.

La otra parta, en el corto plazo relevante, es cierto compromiso con los exportadores de cereales y oleaginosas de liquidar semanalmente entre u$s300 y u$s400 millones. Claro que a cambio, seguramente, se ofreció como prenda de cambio, o sea, la zanahoria, continuar el esquema de reducción de las retenciones. Como lo demuestra la historia en varios capítulos de las ricas guerras cambiarias, los bolsillos de los exportadores no laten como sus corazones. De modo que habrá que ver cómo se comportan en las próximas jornadas.

Por otro lado, el menú incluiría un ajuste en los encajes bancarios (son un porcentaje de los depósitos que no se pueden prestar) y en la posición general de cambio de los bancos (es la tenencia de divisas, que hoy está en el 10%). Se habla de reducirla al 5% lo que para algunos expertos sería arriesgado porque en la actual coyuntura podría complicar el abastecimiento de moneda extranjera de las sucursales bancarias.

Peo en el medio de la trifulca cambiaria sobreviene otro “supermartes” de vencimientos de Lebac. De acuerdo con datos oficiales al día de hoy el vencimiento, se ha reducido a $523.726 millones. En el ínterin, el BCRA fue rescatando letras en el mercado secundario, lo que explica el menor vencimiento. Claro que también las tasas de interés se fueron ajustando del 40% anual de la última licitación, mostrando subas de hasta 1.000 y 2.000 puntos básicos. Al respecto hay gran expectativa en el mercado acerca de hasta cuánto está dispuesto a jugar fuerte el nuevo BCRA con la tasa de referencia, en momentos en que el nuevo titular del Ministerio de la Producción dice que llegó para evitar la recesión.

Dentro de esta estrategia se encuadra la licitación de hoy de dos bonos (ver nota aparte), que tendrá la finalidad de rescatar, principalmente, Lebac de aseguradoras y fondos comunes. Mientras que los bancos irían a comprar el resto del BOTE 2020, quedando el bono dual para los que quieran apostar al dólar, o cubrirse. Ya se descuenta que gran parte del BOTE 2020 ya está “colocado” entre algunas entidades.

 

 

 

 

Por Jorge G. Herrera Ambito Financiero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *